ESTAS PREPARADO PARA ENTRAR EN UN MUNDO DE SENSUALIDAD? PONTE COMODO, LEE Y SIENTE..

Escribe Tú en el Tejado...: Fantasia en la oficina, escrito por AFRODITA ESTAS PREPARADO PARA ENTRAR EN UN MUNDO DE SENSUALIDAD? PONTE COMODO, LEE Y SIENTE..

Escribe Tú en el Tejado...

miércoles, abril 11, 2007

Fantasia en la oficina, escrito por AFRODITA

Es viernes, a las 13.50. Esta mañana se ha hecho especialmente larga. No había más trabajo del habitual pero el simple hecho de saber que hoy a las 14 empezaban mis vacaciones, ha hecho mucho más pesada la jornada laboral.

Es la hora tan esperada, pero no sólo porque voy a tener unos días de relax, sino, porque voy a estar con Marcos.

Hemos quedado que a las 14 me recogerá en la entrada del edificio donde trabajo, para luego ir a por mi maleta en casa, comer algo rápido, y así salir en dirección a la playa, lo más pronto posible.

Alguien llama a la puerta, miro el reloj y pienso, más vale que no me haga perder el tiempo, que es tarde. Vaya sorpresa, quedan 5 minutos para terminar, y quien llega a mi despacho, es Marcos. No le había explicado en que oficina trabajaba, pero ha sabido encontrarme.

No puedo evitar dibujar una sonrisa de emoción y alegría. Se me notará en la cara que estoy loca por él.

Sin pensar que alguien puede entrar en la oficina para cualquier cosa, y sin decirnos nada, solo mirándonos como si hiciera tanto que no nos vemos y sonriendo, nos acercamos y nos besamos.

MMMmmm, increíble, siempre causa este efecto en mí. Siempre consigue que mi pulso se acelere por momentos y que me olvide de todo. Es una sensación tan reconfortante, tenía tantas ganas de tenerlo en mis brazos, que pierdo un poco la noción del tiempo y del lugar donde estoy.

En unos segundos, empezamos a reaccionar y nos preguntamos como va todo, que tal el viaje. Pasan pocos minutos de las 14. Voy recogiendo, y cerrando los ordenadores mientras el solo me mira y sonríe. No se porque, aún siento esas cosquillas en mi estómago.

Por fin termino y me dispongo a salir. Le cojo de la mano, y le indico el camino, pero justo al llegar a la puerta, noto como si Marcos no caminara, y con su mano frena mi paso. Me doy la vuelta para ver que pasa, y él, más rápido que yo, se avanza y cierra por dentro la puerta por la que íbamos a salir y con una sonrisa maliciosa y pícara puedo adivinar sus pensamientos.

Madre mía!!! Solo ver esa mirada, siento un escalofrío por todo mi cuerpo y siento que mi tanga se empieza a mojar. Aun si decir nada, descuelga mi bolso de mi hombro y se va acercando mirándome a los ojos y sonriendo. Me besa con dulzura, como el sabe que a mi tanto me gusta.

Me gusta sus caricias dulces, pero la situación en la que nos encontramos es realmente tensa y excitante. Sin más rodeos, y sin poder evitarlo nuestras caricias y besos son más intensos. Su cuerpo esta pegado totalmente al mío, siento que el roce de nuestros cuerpos y el silencio de la oficina, permite perfectamente escuchar como se nos acelera la respiración.

Como me estoy poniendo, y el lo sabe perfectamente. Sabe que soy muy juguetona y que esto me iba a gustar mucho. Tras mi sorpresa inicial, paso a sentir un calor que recorre mi cuerpo.

Me siento totalmente mojada, y no puedo más, me vuelvo terriblemente impaciente cuando estoy caliente y así que ya no puedo frenar mi deseo, y voy guiándole con pequeños pasos, hasta el despacho de mi jefe.

Siempre he tenido fantasías con sexo en la oficina, hacerlo en la mesa y silla de mi superior.

Para de besarme y me dice con una voz muy suave y con una sonrisilla:

- Susana eres muy mala y eso me encanta.

Y a mí que me lo diga, porque eso provoca que mi deseo aumente mucho más.

Estamos ya en el despacho, y aun medio consciente de la realidad, cierro la puerta de mi jefa y sin más preludios, llevo a Marcos contra la pared y le beso y le acarició con más pasión.

Esta vez ya deseo saber si él, esta tan caliente como yo, así que acaricio con mi mano por encima del pantalón. Ya notaba cierta presión con el roce de nuestros cuerpos, y por su respiración entrecortada en mi oído.

Sin más perdida de tiempo, voy desabrochando su pantalón y el viendo mi insistencia, me ayuda desabrochando su camisa. Me gusta desvestirle a él antes.

En pocos segundos, estoy besando su pecho y voy acariciando todo su cuerpo ya semi desnudo. Me gusta recorrer con mis manos sus hombros, espaldas, pecho, abdomen… e ir bajando lenta pero intensamente. Me gusta acercarme y jugar con su miembro por encima del slip para luego volver a subir hacia el pecho y boca.

Yo todavía voy vestida, con mis tejanos y camisa blanca. Pero él poco a poco va desabrochando algún botón, pero muy lentamente. Le gusta ponerme nerviosa.

Me acaricia por mi cuerpo, se entretiene en mis pechos por encima de la camisa y por mi cintura y lentamente va bajando por mi culo. Nota mi excitación y sin más espera me acaricia mi entrepierna, por encima del pantalón cosa que causa que suspire y muestre mi excitación.

Ya no puedo más!! Le miro con mirada de niña mala y le digo suavemente y con una sonrisa:

- Ha llegado tu momento …

Le beso dulcemente, y voy bajando mis besos por todo su cuerpo hasta llegar justo en su ombligo. Voy bajando lentamente su slip. Levanto la mirada para ver su cara y sonriendo le sujeto su polla con una mano y con la otra termino de desnudarle. Siento que está muy dura y firme. Llevamos un rato jugando y eso hace que su polla minuto tras minuto este más dura y gorda.

La empiezo a masajear con mi mano mientras le miro. Me gusta observar su cara mientras le masturbo. Ver la expresión de deseo en su cara y mirada, me encanta. Siento perfectamente su excitación y sin poder evitarlo, lleva sus manos a mi cabeza y con un poco de presión y como casi una orden, me obliga a metérmela en mi boca, cosa que deseo hacer hace rato, aunque me gusta que me lo pida.

Me encanta chupársela y jugar con mis manos. Me pone mucho ver como sus manos en mi cabeza me guían. Mientras tanto noto como estoy empapada. Mi coñito está ardiendo.

Aún estamos de pie, el apoyado en la pared, y yo inclinada y medio apoyada en una silla que había al lado. Sin más, para y me levanta, me mira y noto que no quiere cambiar de juego. Me levanta en vilo y me lleva a la mesa de mi jefe y me sienta encima.

Intento besarle y tocarle, pero no me deja. Me termina de desabrochar mi camisa de forma brusca y me la quita agresivamente. Sin perder el tiempo, me quita el sujetador y hace como que me quiere acariciar y besar, pero no. Recuerda que aún llevo el tejano, y en esa posición todo es más complicado.

Me levanta y me da la vuelta. Estoy de espaldas a él, y el justo detrás de mí me acaricia por todo el cuerpo con sus manos y siento su polla dura clavada en mi culo. Sus manos se paran justo a la altura del botón de mi pantalón. Lo desabrocha y me lo baja al mismo tiempo que besa mi culito y acaricia mis piernas y sus manos se dirigen a mi coñito.

Me deja con el pantalón en los tobillos, cosa que impide mi libertad de movimientos. Me deja puesto el tanga. Se entretiene besándome por todo mi culito y coñito, apartando mi tanga sin quitarlo y acariciandome con su mano.

Dios…..como me gusta!!

Intento con mi mano, sujetar su polla y acariciarla, pero en esta posición no me resulta fácil y eso hace que me ponga más caliente. Viendo mi insistencia, me obliga a echar mi cuerpo en la mesa, me inclina hasta dejar mi culito frente a él.

Me separa el tanga y con su manita acaricia mis labios y clítoris. Estoy muy mojada y me lo dice. Su voz cambia de tono y me empieza a calentarme hablándome:

- Tu coñito es chorreando. Qué pasa, estas deseando que te la meta, no es así?

Me introduce un dedito, pero se da cuenta que no hace falta más y sin previo aviso, se sitúa en posición para follarme. Ya está, ya siento la puntita de su polla en mi interior. Hacía mucho que no deseaba tanto nada, estaba totalmente descontrolada.

Su jueguecito de meter solo la puntita, nos altera mucho a los dos así que sin poder resistir más le pido a gritos que me folle bien de una vez. No hace falta repetirlo que ya ha empezado a darme con más fuerza y más ritmo.

Mirar a mí alrededor, y ver la situación, ver que estoy en mi oficina y a plena luz del día, hace que mi excitación se multiplique.

Marcos esta muy caliente también, lo noto. Siento como acelera el ritmo, y al oírme suspirar y gemir de placer, me da alguna palmadita en el culito. No puedo evitar expresarme, y soltar alguna palabra y jadeo…

Ahora, con su mano me acaricia mi clítoris, mientras el va acelerando y aflojando por momentos, me encanta. Con sus manitas esta consiguiendo que me vuelva loca. Siento por momentos que no aguantaré y como mi cuerpo empieza a temblar como cuando me viene un orgasmo.

De repente para, saca su polla y me da la vuelta. Yo sigo sin entender que pasa y con mi cuerpo a punto de estallar. Marcos se agacha para quitarme el pantalón y tanga y así dejarme totalmente lista para moverme a mi antojo. Me deja boca arriba encima la mesa.

Creo que ha llegado el momento de llevar las riendas, de ser yo quien manda. Intento acercarme a él pero no me deja y me hacer recostar totalmente en la mesa…..y SIIII!!!
Veo como acerca su cabeza a mi coñito, para hacerme lo que más me gusta.

Diosss, como me gusta lo que me hace, me acaricia con sus manos y con su lengua recorre cada rinconcito. Ahora si que no resistiré, noto como en pocos segundos vuelvo a estar a punto de correrme. Ahora ya no le perdonaré que me deje así, deseo terminar, me vuelvo impaciente, ya no puedo más.

Marcos esta vez va a complacerme, mira mi cara de placer y quiere ver como mi cuerpo se convulsiona y empieza temblar, va llegando mi orgasmo. No para de jugar con su boquita en mi lugar preferido, al mismo tiempo que me introduce un dedo justo en la entrada y lo va moviendo, pero sin apretar, justo como me gusta. Él ya ha aprendido la tècnica.

MMMmmmmm si si si si si, siiiiiiiiiiiiiiiiii
Mi cuerpo esta todo sudoroso, mi respiración entrecortada, mi boca esta reseca y mi pulso va primero muy deprisa para luego normalizarse.

Me ha encantado, y mientras me voy relajando y volviendo a la realidad, abro los ojos y veo el lugar donde me encuentro y miro a Marcos. Como me gusta esa carita de niño malo que pone.

Se acerca y me besa dulcemente y me acaricia. Se acerca a mi oído y me dice:

- Guapa, esto solo es el principio de nuestras vacaciones

Esas palabras pronunciadas hacen que me vuelva a animar, así que, nuestras manos empiezan a jugar otra vez. Seguimos encima de la mesa, aunque esta vez me incorporo para poder tocarle mejor.

Siento como por momentos su respiración se acentúa. Siento otra vez como me voy mojando, así que le cojo su manita y la llevo directamente a su polla y hago que el mismo se acaricie. Me encanta mirarle mientras se masturba para mí.

Se aleja un poco de mi mientras se toca el solo delante mío. Joder, eso me pone malita... así que, al poco de ver tal espectáculo, me levanto y le hago sentar en la silla que tiene justo detrás y dándome la vuelta, me siento encima suyo al mismo tiempo que sujeto su polla dura y la meto suavemente.

Sigo totalmente empapada. Marcos ya no esta por tonterías así que, me sujeta por la cintura y me aprieta hacia abajo y me la mete entera y así me maneja a su antojo. El guía mis movimientos, al mismo tiempo que sujeta mis pechos a ratos y los acaricia. Me besa la espalda. Me encanta!

Siento que su polla dentro de mí va ganando firmeza y se pone más gorda. Noto que quiere más y más. Me hace levantar y me lleva otra vez a la mesa, aunque esta vez de frente. Me sienta en la punta de la mesa, y el de pie vuelve a penetrarme. Ahora nos vemos la cara, aunque no puedo evitar cerrar mis ojos.

Veo como a Marcos se le acelera el pulso y la respiración, mmmmm, pone una cara, siento que esta llegando su momento… Le digo cositas, me gusta contarle lo que imagino. Me gusta calentarle hablando.

Marcos no puede más, con una fuerte embestida siento como llega a su orgasmo.

Me gusta mirar su cara mientras se corre, me gusta ver su expresión y oírle suspirar. Mientras esta terminando se acuesta sobre mí, y yo puedo así besarle y acariciarle el cabello y cuello. Quiero que se sienta a gusto.

Deseo decirle tantas cosas, pero no hace falta, se nota esa magia en el aire, esa química. Sobran las palabras.

2 Comments:

  • Me encantó este relato, es uno de los mejores que he leido, lograste que me corriera aquí, sentada, en mi escritorio, sola, imaginándo cada una de las caricias, sos muy buena (o) relatando.

    By Anonymous Anónimo, at 6:56 p. m.  

  • magnífico, mis felicitaciones

    By Anonymous sonia, at 8:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home


 
Copyright © 2005-2006-2007 El Tejado del Gato All rights reserved.