ESTAS PREPARADO PARA ENTRAR EN UN MUNDO DE SENSUALIDAD? PONTE COMODO, LEE Y SIENTE..

Escribe Tú en el Tejado... ESTAS PREPARADO PARA ENTRAR EN UN MUNDO DE SENSUALIDAD? PONTE COMODO, LEE Y SIENTE..

Escribe Tú en el Tejado...

viernes, noviembre 27, 2009

Como va a funcionar?

Por el momento, y mientras no encuentra una manera más simple de hacer la publicación de vuestras aportaciones, os propongo lo siguiente:

1.- Enviar un correo a cat.catman@gmail.com con el texto, sea poema, relato, carta, ensayo, articulo, vivéncia, y el dibujo o fotografía que deseeis publicar

2.- Indicar el nombre o nick (como preferais) con que será públicado y el País o ciudad de quien lo envía.

3.- En un plazo de un dia, mientras el tráfico no sea abundante, (ojalá lo sea) me comprometo a colgar vuestros posts en este blog, vuestro blog.

4.- Si tenéis pagina web, podeis indicar en el mail la url de la misma, y la colocaré en vuestros enlaces.

5.- Los contenidos son y siempre serán del autor del post, y este lugar solo servirá de alojamiento de sus aportaciones.

6.- La única causa que impida la publicación de lo que envieis, sera la falta de respeto y educación y la apología política, racista, o de cualquier otro tipo.

7.- Este sitio pretende solo ser una ventana al mundo para aquellos que opinan, y que fomenté en su medida la amistad, la comunicación, la libertad de pensamiento y el respeto a las personas.

8.- El tejado del Gato se compromete a velar por ello, y a dejar este espacio libre para todos vosotros, sin alterar lo que envieis, ni modificarlo en su contenido.

9.- Este post permanecerá durante un mes publicado para que quien necesite informarse del funcionamiento del mismo lo pueda consultar durante ese tiempo, pasado el cual, lo eliminaré, confiando en que la transmision boca a oreja de vosotros los participantes lo conviertan cada vez en mas vuestro que de nadie.

10.- Espero vuestras aportaciones, que por cierto, estarán protegidas por una licencia que os permitirá mantener siempre la propiedad intelectual de vuestras creaciones.



miércoles, noviembre 07, 2007

Zorrita escribe: Zorra Licuada


Yo tampoco lo esperaba. ¡Qué va! Ni en sueños. Pero a veces pasa, soy la prueba viviente. Cómo iba a imaginar que me dejaría llevar, es más, cómo iba a suponer que yo misma sería la que… espera, mejor te lo explico.

Estaba realmente cansada, un viaje interminable de mil peripecias, un chico al que no conocía más que por teléfono, algún jueguito travieso por la webcam, y eso sí, la intuición de que nos llevaríamos muy, muy bien. Pero al fin y al cabo, estaba en una casa desconocida, a horas de distancia de la mía.

Aturdida me duchaba en un baño extraño, me sentía como hipnotizada, mientras resbalaba el agua tibia por mi piel, se apoderó de mí una certeza. Me lo iba a follar. Así, como suena.

Cuando lo había tenido ante mí por vez primera en la realidad, no lo recorrí con la mirada, no me hizo falta, su presencia era un conjunto perfecto. No me abalancé sobre él, no lo besé en plan Hollywood, no es mi estilo. Soy sensata. Ese sí es mi estilo.

Por eso no sé de dónde nació la idea de que no podía pasar más tiempo sin tenerlo entre mis piernas, mi mano recorrió mi sexo suavemente, sí, necesitaba sentirlo justo aquí. Una tensión y una determinación por completo ajena a mí, se apoderó de mis actos, puse el piloto automático y tras ponerme el camisón y una chaquetita, subí a la planta de arriba donde descansaba mi “víctima”. Él estaba agotado, si mi día había sido eterno, el suyo había sido trepidante, por eso reposaba en el sofá, un sofá muy grande cubierto por una gran tela de color amarillo dorado y rodeado de un sin fin de cojines mullidos.

No movía ni un músculo, estaba absorto y relajado, aunque desde luego no parecía de mal humor. Me miró tranquilo, casi me dio pena, pero no tanta como para desechar la idea de devorarlo. Era tan masculino que mi cuerpo actuaba solo, no tenía que pensar, mi habitual autocensura se había ido con la espuma de la ducha, por el desagüe. En un primer momento, me senté a su lado en el enorme sofá a prudente distancia, pero mi cuerpo se acercó a su piel, me sentía como una zorra en celo, mi cuerpo se iba solo, yo no tuve la culpa.

Tenía que sentir su calor cerca, notar su cuerpo pegado a mí. La verdad, es que no opuso resistencia, así que en cuanto me di cuenta estaba subida en su regazo, una de mis piernas a cada lado de las suyas, susurrando en su orejita…notando el olor de su cuello hasta lo más profundo de mi pituitaria. Me miraba no muy extrañado, lo que me desconcertó en un primer momento, pero ya no había vuelta atrás. Mi sexo lo necesitaba, las hormonas tiraban de mí, ¿qué podía hacer yo?

Me costaba respirar, sentía una dulce angustia entre los pechos, mis ojos buscaron sus manos, mamma mía! Unas manos enormes, calientes como brasas, que necesitaba besar, justo ahí en el centro de las palmas. Las llevé a mis pechos que necesitaba sentir atrapados y noté su presión en ellos, noté como se cerraban suaves en torno a ellos y los adivinaban a través de la ropa, los valoraba, los recorría despacio…cerré mis manos en torno a las suyas y presioné, necesitaba sentir su fuerza en ellos.

Los pezones se erizaban al tiempo que mi sexo comenzaba a latir, por eso tuve que buscar su dureza y no me costó encontrarla, lo acaricié suave entre ropas y pliegues bailando un poquito con mi coñito sobre él, ahí estaba tornándose firme a medida que las caricias aumentaban, mis labios buscaron su cuello, y fueron bajando… quería ver su pecho, peludito, tan ancho que deseé perderme allí, por si acaso busqué una referencia y me encontré dos, dos pequeñas delicias apenas esbozadas que mis labios apresaron golosas y tiraron y mamaron y chuparon alternativamente, mientras mis dedos en pinza intentaban que la abandonada a mis besos no estuviera celosa. Oh qué delicia… notaba como se erguían, y las mordisqueaba y succionaba con toda mi boca, y mi lengua las movía de un lado a otro, en círculos, sólo deseaba volverlo loco, loco de placer… mis manos buscaban su sexo, lo tenía que ver, lo tenía que tocar…así que inicié mi aventura más debajo de su ombligo, me deslicé al suelo entre sus piernas y lo vi allí arriba mientras mis manos deseaban liberarlo de tanta presión… logré desembarazarlo de la ropa y si en mi mano me pareció un tesoro cuando se presentó ante mi, me quedé maravillada.
No podía abarcarla con la mano, se alzaba ante mi, desafiante, llena de promesas, apuntando al cielo, acerqué mi rostro y aspiré su aroma…una zorra aspirando a su macho, olisqueando, almacenando ese olor como algo muy preciado que reconocería a mil kilómetros entre valles y ríos, entre montañas y lagos, hubiera deseado ser un animal salvaje y quedarme siempre en ese estado de puro instinto. Mi mano acarició esa polla, no podía llamarse de otra manera, no es una palabra delicada, ni hermosa, pero es la única que podía definirla, una enorme y tersa polla… Y ahora estaba entre mis manos. La acaricié, la exploré, de arriba abajo, bajo ella dos pelotas ejercían de peana, los acaricié, suaves, cálidos, juguetones se dejaban llevar entre mis dedos, los notaba llenos de vida, cómo no besarlos? Cómo no jugar con ellos mientras sentía la potencia de sus muslos a los lados de mi cabeza? Y subí al monumento, y jugué con mi aliento…torturarlo poquito a poco, que desee mis labios …mmmmmmmmm, pero la que no podía más era yo…así que saqué un poquito mi lengua y lamí mi regalito, así lo sentía… y dejándome llevar besé con veneración el capullo y relamí la verga de abajo arriba y deseé ser la más puta del planeta, para esmerarme con la mejor mamada que hubiera recibido, sólo deseaba oir sus jadeos de gusto…, mojé su polla con mi saliva precursora de mi sexo empapado, intenté abarcarla en mi boca y meterme cuanto pudiera, tarea imposible pero deliciosa de procurar…mi sexo estaba hambriento…necesitaba sentirlo dentro, y antes de pensarlo, las bragas estaban saltando por el aire y sus dedos jugaban con mi sexo completamente depilado, suave y cálido que lo esperaba, y sus manos sabían estupendamente lo que hacían, vaya que sí!!!

No podía más, estaba loca de deseo, así que mientras el apartaba al centro el camisón para jugar con mis pechos, me coloqué sobre su polla, y me empalé. Notaba como mi coñito se dilataba, apenas podía entrar, y no era por falta de lubricación, estaba empapada, mi sexo estaba colorado de la excitación, y aún así no podía bajar tan rápido como deseaba… noté mi vagina acomodándose a él, bajando despacio y cuando lo tuve dentro, noté como había tope, no entraba ni un milímetro más, pero lo había logrado, estaba pegada a él, justo al fondo, notaba su pene en mí, lo notaba duro y caliente, y sólo deseaba quedarme así con esa sensación de estar completa, mi cuerpo comenzó a cabalgar sólo, de sentado pasó a tumbado aún no recuerdo como, sólo que yo me movía sobre su sexo meneando mis caderas de todas las maneras posibles, yo gemía y gemía, mi cuerpo se cubría de sudor, sus manos en mis pechos, las mías frotando los diamantes de su pecho. Me caía para atrás, no podía más y lo miré a los ojos, y sentí que quería perderme en ellos, caerme allí y no volver a salir, era perfecto y sentí un orgasmo tan eléctrico que se llevaba mi vida. Y notarlo en mi, llenándome, con sus manos entrelazadas a las mías, mientras el placer se elevaba y se diluía para volver a llevarme al cielo…

No os quiero dar envidia, pero hubo muchos, muchos, muchos más orgasmos antes de que mi hombre tras verme exhausta, temblando, empapada, me reclamara “y yo qué?” su polla seguía clamando al cielo y yo que soy muy sacrificada, tras un vasito de agua para reponerme, me puse de nuevo a la labor. Ni que decir tiene que su leche en mí, tras su gloriosa corrida, fue saboreada de mi propio coñito a mi boca, un delicioso gustito a zorra licuada con esencia de polla gloriosa…

Laura escribe: Te voy a hacer el amor

Te voy hacer el amor,
sin prisas,con calma,
quiero tu boca en mi cuerpo,
tus manos en mi espalda.

Te voy hacer el amor,
que de pasion, te enciendas,
nublar tus sentidos,
en mi locura te pierdas.

Te voy hacer el amor,
con todos mis sentidos
el gusto, el olfato,
el tacto y el oido.

Te voy hacer el amor,
no quiero perderme nada,
ni roce de tu piel,
ni los gemido que regalas.

Te voy hacer el amor,
como un animal salvaje,
quiero llevarte lejos,
que conozcas los paisajes

De la piel que te desea
a tal punto de que duele
si no la cubre tu cuerpo,
si tocarte no puede

martes, julio 10, 2007

Ninet escribe....Tengo una cita!!


Eran las 5 de la tarde de un sábado, cuando mi teléfono sonó con un mensaje.
Fui a mirarlo con curiosidad (normalmente es familia).
Al mirarlo mi corazón dio un vuelco, el mensaje decía:
Te espero a las 10 de la noche en la puerta del restaurante que tu ya sabes.
Dios!!!!!!!!!!!
Hacia años que no sabia de EL, pensé que se habría casado, juntado o que se yo, había desaparecido hacia unos dos años.
Aun me acuerdo la ultima vez que nos vimos, fue en el restaurante.
Habíamos quedado para cenar y después de la cena nos fuimos a mi casa a tomar la ultima copa.
Esa copa fue inolvidable, la tomamos en el sofá mientras nos dábamos carantoñas, nos metíamos mano y nos poníamos calientes hasta que le tomo de la mano y me llevo a la cama donde culminamos lo que se debería decir “el amor”
Que nervios se me pusieron en el estomago.
Dios, cuanto había deseado recibir un mensaje como este y ahora al recibirlo me había desarmado, ¿Qué me podría? ¿Muy sexy?¿Muy recatada? Dios, que solo es una cita y parecía una niña de 17 años en su primera cita.
Las 21,30 cojo un taxi para llegar al restaurante.
Llego demasiado pronto pero da igual, el ansia de verle otra vez no me deja pensar con claridad, me había pasado toda la tarde cambiándome de ropa averiguando cual elegiría para la ocasión, me decidí por una falda muy corta (sabia que le pondría verme las piernas) y una blusa ajustada, en esta ocasión no me pondría ropa interior, quería que me viera lo mas sexy posible.
Así que llegué 10 minutos antes, pensé que el estaría ya en el restaurante, pero no había llegado aunque había dejado la mesa reservada.
El camarero me indicó la mesa.
Cuadrada para dos personas, mantel hasta casi el suelo muy elegantemente decorada con velas y un jarrón que le habían puesto tres rosas rojas y una blanca. Me senté mirando a la puerta para verlo llegar “ilusa de mi”.
La impaciencia me desbordaba y los nervios no me dejaban estarme quieta.
Miraba hacia todos los lados.
De pronto oigo detrás de mi un murmullo, unas palabras susurrándome al oído, casi imperceptibles, silenciosas, pero que me erizaron todos los poros de la piel, “tan maravillosa y sexy como siempre”.
Estaba tan guapo y atractivo como siempre, con ese aire de pícaro que tenia en esa sonrisa que hacía que mi cuerpo se aflojara, me desarmaba por completo.
Yo que había estado pensando todo el día en que sería lo primero que le diría y justo en ese momento me quede en blanco, sin saber que decir solté una risilla nerviosa de esas que te hacen sentir ridícula y que no puedes evitar.
Se sentó enfrente de mi, yo no hacía mas que mirarlo a los ojos, recordando citas anteriores y el por que me derretía cuando le tenia cerca de mi.
Solo con la presentación noté como me humedecía sin poder evitarlo.
Intentaba que no se notara mucho ya que me avergonzaba que se diera cuenta de lo malísima que me ponía cuando lo tenia cerca de mi.
Durante la cena, hablamos sin mucha trascendencia en la conversación, nos hacíamos preguntas normales sobre lo que nos había sucedido en estos años.
En el segundo plato y sin esperarlo note como algo me rozaba el pie que me hizo saltar de la silla, al verme el brinco que di me pregunta: ¿Que te pasa mi niña?
A lo que respondo: Nada.

Seguimos hablando como si tal cosa y de golpe volví a sentir el roce aunque mas arriba de las rodillas, ahí si que di el brinco del siglo y me volvió a preguntar, ¿qué te pasa mi niña?
Esta vez si que no pude decir “nada” así que le dije que me estaba poniendo nerviosa el roce de su pierna.
Pero no la bajo esta vez, siguió subiéndola hasta rozar mi pubis, seguía comiendo y disimulando, hablando como si tal cosa.
A mi me estaba poniendo de los nervios aparte de caliente perdida.
De pronto me dice, ve al lavabo y te quitas la ropa interior. ¡¡¡¡buf!!! Se me subieron todos los colores

No contesté solo me levanté y me dirigí a los lavabos realizando la petición que me acababa de hacer.
Volví a la mesa con la cara enrojecida y ardiente con ganas de que siguiera con ese juego que me estaba excitando muchísimo.
Al volver a notar el roce de su pie, abrí las piernas para dejarle paso libre.

El contacto de su pie hizo que me humedeciera por completo, notaba como sin tener ningún tipo de sujeción se iba resbalando por la pierna y cada vez me sentía mas y mas ardiente, con muchas ganas de cogerle, abrazarle, besarle, tocarle.
Acabamos de cenar y decidimos ir a tomar una copa a un pub que había cerca del restaurante. Cogimos los abrigos y salimos del restaurante.
En el pub y una vez sentados en la barra en sendos taburetes, me susurra a la oreja, “a que no eres capaz de ir al lavabo y quitarte la falda, el jersey y salir solo con las medias y el abrigo”.
Si ya iba muy húmeda, sentí como bajaba el liquido y que no podía impedir que siguiera chorreando pierna abajo.
Le contesté “Yo soy capaz de muchas cosas cariño, observa”
Me levante y me dirigí otra vez a los lavabos, allí me despojé de la ropa que me quedaba exceptuando el abrigo, las medias el collar y los pendientes.
Volví a la barra y al sentarme se abrió un poco el abrigo el cual dejo entrever un poco mi humedad y la desnudez de mi sexo.
Entonces fue cuando me fije que en su pantalón un bulto delataba la excitación que yo le estaba produciendo, me acerque a darle un beso y no me conformé con eso solo, acerqué mi mano a su pantalón notando la durez de su polla incluso note como la tenia húmeda.
Abrí la cremallera y allí mismo se la masajeé, despacito, con suavidad, tocando la punta, repartiendo el liquido por todos lados para hacerla resbalar y así ayudarle a aliviar la tensión que le provocaba.
A duras penas acabamos con las copas, yo estaba excitadísima y a el parecía que iba a reventarle el pantalón.
Los besos y caricias, empezaron a ser escandalosos para seguir en el pub, así que salimos del mismo en dirección a su casa.
Caminando por la calle, la combinación entre el frío y la excitación de mi cuerpo hacia que mis piernas resbalaran entre sí como las hubiera embadurnado de crema después de una ducha.
Llegamos al portal y dentro del rellano me desabrocho el abrigo y lo dejo abierto mientras se recreaba tocando mis pechos me decía que era muy hermosa y que no debería tapar mi cuerpo con nada “deberías ir desnuda siempre, que todos pudieran disfrutar de tu belleza”
La excitación era mas grande que la vergüenza de estar en el rellano de un bloque vestida solo con unas medias hasta el muslo y los zapatos.
Entramos en su casa y cerrando la puerta me aplastó contra ella besándome, ahogándome con su lengua, fundiéndome con el, las caricias ya fueron mas ardientes mas fuertes.
Me dio la vuelta con fuerza, apoyándome en la puerta con las manos, abrí las piernas y note como el me besaba la espalda bajando poco a poco hacia mi trasero, mordisqueándolo.
Llegó entre mis piernas que empezaron a temblar del placer que me estaba dando.
Sin poder aguantar más, me agaché mas para que el notara que deseaba ser penetrada y que ya no podía mas.
El debió notarlo por que acto seguido se levanto y con un solo movimiento me hizo suya con violencia a la vez que con delicadeza.
Aquello desembocó en un torrente de fluidos que ninguno de los dos quería parar.
Cuando acabamos, me llevó a la cama para continuar con lo que habíamos empezado en la puerta y que ninguno de los dos podíamos ni queríamos controlar.
Me iba hablando, diciéndome las múltiples veces que había soñado con esta escena y que la había soñado tal cual estaba pasando, que se sentía feliz por que la verdad supera la ficción, siempre.
Agotados nos quedamos dormidos el uno al lado del otro.
Cuando desperté, le vi a mi lado, apoyado en su brazo, mirándome.
En su cara vi que pasaría largo tiempo sin saber de el otra vez.
Sentí tristeza y a la vez desconsuelo, pero recordé la noche pasada y me lancé hacia el con ardiente deseo que acabo en otro largo episodio de sexo.
Cuando nos despedíamos le dije:
No me olvides, yo no te olvido.
No le he vuelto a ver.

Aun te amo y te deseo. Saludos, ninet.

sábado, junio 09, 2007

Fiona y el Sexo escribe: Una cita a ciegas

Una cita a ciegas? Una persona como yo , calculadora y desconfiada no haría nunca una cita a ciegas... aún sin sentido, sin razón, ni pensamiento. Sin saber por qué... acepté a una.

Llegó el día de mi primera cita a ciegas... a ciegas a ciegas... bueno, la verdad hacia un par de meses que hablábamos por msn... pero siempre sin enseñar nuestro rostro. Resultó que vivíamos demasiado cerca... andaba por las calles mirando todos mis vecinos… pensando… este delgado? Este es delgado, moreno, este, y este... mi cabeza iba como siempre imaginándolo todo... imaginaba como sería nuestra primera reacción. Tal como acordamos... yo tenía que dar el primer paso. La Trasca, ese es el bar donde nuestras miradas iban a encontrarse.

A las siete de la tarde me metí en el baño, dejando caer la ropa en el suelo… en la ducha, mientras el agua tibia se deslizaba sobre mi pechos, mis cabellos … mis manos enjabonadas recorrían cada centímetro de mi piel masajeando mis piernas…mis nalgas... mis pechos… mi cuello. Bajo el calor del agua ardiente imaginaba como sus labios me besaban, como su mirada me violaba.... me excite… pero era tarde, tenia que darme prisa a las 8 tenia que estar en el bar. Una falda marrón sobre la rodilla y una camiseta azul celeste de pronunciado escote me cubrían, dejando entrever unas sinuosas curvas de mujer, unos zapatitos de color camel enseñaban mis uñas… dadas con brillo, el pelo... como siempre suelto dejando al aire una melena morena y perfumada... me puse mis gafitas ( las verde botella) tal y como acordamos…

Hacia aire y la falda volaba… ya veía la puerta del bar, y el bombeo de mi corazón se aceleraba… las piernas me temblaban… frente el bar, baje la vista, respiré profundamente y abrí la puerta, al ritmo que se cerraba todos los movimientos pasaron a cámara lenta por mis ojos... analizando a todas las personas en un abrir y cerrar de ojos, en la barra un señor mayor borracho… en las mesas gente reunida, un chico joven estudiando y allí al fondo de la barra estaba él... Jersey negro y tejanos... delgado, moreno, barba de dos días, labios finos, fumaba un cigarro y leía el periódico… preferí no precipitarme y sentarme en la barra, solo eran las 08.05, al sentarme el me miro... y sonrió...

Tal como habíamos acordado yo tenía que dar el primer paso... y necesitaba para ello una copa.
-- Por favor! Una copa de jacki…, el camarero extranjero me la sirvió estupendamente mientras las miradas de ese hombre… se dirigían a mis rodillas, miraban mis zapatos, me estaba analizando. Yo bebí de mi copa… pausadamente,dejando deslizar el alcohol por mis labios, notando el ardor en mi pecho y durante diez minutos, que parecieron una hora, su mirada recorría lentamente mi piel con deseo. Ardían mis ojos mirándote... no te había imaginado así... supongo que en nuestras cabezas la idealización es uno de los mayores errores…

Su mirada oscura era sucia y descarada… fumaba mientras me miraba y parecía provocar el momento de decirle algo… bebí lenta y temblorosamente de mi copa. Lo miré fijamente a sus labios, mientras él me desnudaba con su mirada, haciéndome sentir una pervertida y una descarada, empecé a provocarle... subiéndome un poco la falda al cruzar las piernas… mi respiración acelerada hacia mover mis pechos... él los miraba con deseo de lamerlos y atrevidamente…

Me levanté y fuí al baño guiñándole un ojo, se levantó detrás de mi... si!! Era alto!! Ese era el único detalle que no había podido comprobar!! Era él, mi chico de la cita a ciegas…
Solo entrar en el baño, era tal su deseo que ardía hacia tantos días que se lanzó sobre mi, pegándose a mi cuerpo caliente... sus labios rozaban los míos… cerró los ojos y me beso en un interminable contacto lleno de pasión y deseo mientras me apoyaba en la pared de un empujón, sus manos empezaron a subir por mis pechos por debajo la camiseta... sentía el frío de sus manos, mi piel se erizaba y mi sexo se mojaba a cada segundo entrecortando mi respiración. Con las manos debajo la camiseta me bajó un poco el sostén y sacándome un pecho fuera empezó apretar mi pezón, duro por la excitación del momento…
Mis manos desabrocharon su pantalón y dejaron al descubierto unos calzoncillos blancos, los bajé… asomó una polla, totalmente bella y durísima, deseosa de mi… yo con mi mano la tocaba y la pajeaba y de su boca se oían pequeños gemidos…… Mientras su lengua recorría ya mis pechos que ya había sacado fuera de la camiseta… ahora la punta de su lengua rozaba mis pezones duros y disparando hacia el… juntaba con fuerza mis pechos y los juntaba mas y mas... para hundir en medio su lengua... mmmm cada vez estaba mas y mas excitada… Su cuerpo se presionó contra el mío, podía sentir en mi sexo su polla dura, mis manos apretaban su culo presionándolo hacia mí.
Quería sentir su polla dura rozarme... subí una pierna a su cadera… quería rozarme, estaba mojada y él de repente… se agacho y me subió la falda, se acercó a mi sexo y lo olió muy fuertemente y... apretando su nariz en él, sus dedos recorrieron el interior de mis nalgas... mis manos le apretaban más y más contra mi sexo…

-me encanta como huele... estás cachonda- (me dijo mientras yo me sentía como tal, como una sucia, follando en el baño de un bar, toda cachonda como una perrita en celo deseando que ese desconocido me follara y me hiciera sentir la tía mas guarra de todas...)
Su boca mordió mi sexo… y con un dedo separó mi tanga y su lengua recorrió todo mi coño… mojado, caliente, suave, palpitante... mmmm su lengua recorría de nuevo el interior de mi coñito… de abajo arriba y me miraba… yo le miraba y le presionaba mas y mas contra mi…
-Ya basta!!- Me dijo de repente, se levantó me giro de un movimiento y separando mis nalgas me metió su polla de un empujón. AAAH!! Sus envestidas eran fuertes y duras.. mientras, me daba cachetes en las nalgas.
-Venga nena!! Venga...-

Me decía con una voz grave y bruta.

-Te gusta que te llame guarra!! Como me pones… estás chorreando como una perrita-
Me follaba bruscamente mientras me cogía las caderas marcándome el ritmo, me cogía del pelo y me acercaba hacia él para lamer mi oreja… eso cada vez me ponía más y más caliente, mis movimientos eran cada vez más acelerados, Aaaahh... -voy a correrme…- grité
- Córrete, córrete…-
-Aaahhaa aaa sii, más fuerte... más fuerte...- mientras él presionaba con fuerza yo contraía mi sexo y me corrí en un largo y ansiado orgasmo que me dejó sin aliento y con la boca seca… Quería sentir su polla presionando contra mi… mientras yo presionaba mis nalgas y mi sexo para sentirla mas adentro... y se quitó, me dio la vuelta y me dijo.
-chupa nena….-
Yo obedecí… me agaché y de rodillas en el baño de ese bar le chupé la polla rodeándola con mi lengua, mordiéndola a trocitos y jugando con ella dentro de mi… ahora presionaba en la punta, ahora en el fondo, la metía, la sacaba… le daba golpecitos en mi lengua mientras acariciaba sus huevos que también lamía y absorbía con deseo. Me miraba y a través de esas gafitas yo le miraba a él, sus manos me presionaban más y más contra el, me cogía de la cabeza y me marcaban su ritmo, cada vez más rápido y más fuerte... me llegaba tan al fondo que casi no podía respirar, el me estaba follando la boca y de repente su leche caliente empezó a manchar mi cara, mis gafitas, mis labios, mis mejillas...

Allí me lavé la cara y con una sonrisa en el rostro y ya limpios salimos fuera para seguir charlando, mi móvil sonó, era un mensaje… era un mensaje de él, decía:

“perdona no he podido asistir a nuestra cita... esta noche hablamos por el msn.”

Si no había podido asistir a nuestra cita... ¿quien era ese tipo? ….

martes, mayo 15, 2007

Laura escribe: Angel

Por fin!!, estaba decidido, iria a verte, pero por otro lado tenia miedo, hacia como tres meses que por una equivocacion telefonica nos habiamos puesto en contacto.

Llamaste a mi movil preguntando por una chica y yo te dije que te equivocabas, tu contestaste diciendo. Pero es el ?... , diciendo mi numero, si!! pero yo no soy la persona que buscas.

*En serio?, De verdad?, mira si no quieres hablar conmigo , solo tienes que decirtlo y no montar todo este jaleo

No se porque pero en vez de colgar el telefono como cualquier persona normal, intente expilcarme.

- Te digo que te equivocas, yo no soy Raquel, mi nombre es Laura, yo no te conozco de nada, lo que creo es que esa chica te dio el primer numero que se le ocurrio y por casualidad es el mio.

*Bueno dejalo, ya no importa

Cuando lo conte en el trabajo mis compañeras se morian de la risa, ellas me decian que habia tenido mucha paciencia y que ellas habrian colgado mucho antes, yo les queria decir que en parte me sentia mal, por que no queria que pensaras que era esa tal Raquel y que no queria hablar contigo,pero si les contaba eso seguro que me habrian llamado tonta

- Siempre igual, Laura, dando mas explicaciones de las que se merecen, pero tenias una de las voces mas bonitas que habia escuchado en mi vida y no parecias cabreado, mas bien dolido

A los dos o tres dias buscando las llamadas recibidas en mi telefono por que tenia que recuperar una de ellas, vi tu numero, me pregunte si habrias encontrado a la tal Raquel y que escusa te habria puesto, me sorprendi pensando en que pasaria si te llamaba y te lo preguntaba, a fin de cuentas tu llamaste primero y tambien tenias mi numero aunque te lo diera una chica para que no la molestaras.

No se como pero pulse la tecla de llamada y comenzo a sonar el telefono

*Raquel??
- Empezaba a estar harta de ese nombre.

No, ya te dije que mi nombre es Laura

*Que quieres?? Por que me llamas??
- Pues vi tu numero en mi movil, no sabia quien eras, solo una comprobacion (primera excusa que se me ocurrio)
*Bien, soy Angel, tengo 37 años,gallego viviendo en Madrid, alto, delgado, algo mas quiere saber la señora??
- Pense , este tio es idiota y cerre el telefono

Al rato, mi movil empezo a sonar, vi tu numero y no le preste la mas minima atencion, no queria saber mas de ti en mi vida, diez minutos mas tarde volvio a sonar (insistente el chico) como estaba trabajando y no queria que me molestaras decici apagar el telefono

La mañana paso tranquila y salimos a comer, al tomar el bolso me acorde del telefono lo encendi y premio!! tres llamadas mas tuyas y un sms, borre las llmadas y abri el sms

*Perdona, he sido un impresentable,lo siento, me sorprendio tu llamada, no te preocupes solo queria disculparme

Me quede muerta, mis compañeras se morian de la risa y yo no sabia como reaccionar, a lo tonto esto empezaba a tomar un camino un poco raro

Tres dias mas tarde decici llamarte para decirte que aceptaba tus disculpas, poco a poco nos llamabamos mas amenudo, nos mandabamos sms casi a diario

Al mes de conocernos yo tenia que ir a Madrid para una reunion de trabajo, pero decidi no decirte nada por que pense que seria una locura, una cosa son llamadas telefonicas y otra el vernos en persona

No te dije nada hasta mi vuelta a casa, A que no sabes desde donde te he llamado estos dias?? se que te vas a enfadar pero he estado en Madrid

* Y por que no me lo has dicho!? podriamos haber quedado y conocernos
- Ya! es que me dio verguenza, prometo que para la proxima te lo digo y quedamos

A partir de ese dia la cosa cambio un poco, empezamos a hablar de cosas mas intimas, sms cada vez mas calientes con secretos y fantasias sexuales, incluso una noche me llamaste pidiendo tener sexo telefonico y no se como acepte,fue genial, me encanto, terminamos practicando sexo telefonico como tres veces por semana o bien llamabas tu o bien llamaba yo

Todo esto ha pasado en tres meses, no se como me meti en un tren camino de Madrid, a una habitacion de hotel, que Angel habia reserbado para mi, no me lo puedia creer !!

Entre en el hotel, di mi nombre en recepcion y me entregaron la llave y una caja de tamaño medio, no pesaba casi nada asi que no pude imaginar lo que tendria dentro, encima una nota que decia , abrir en la habitacion, Angel

Ansiosa por ver lo que contenia la caja subi, sentada en la cama dudaba, la abro o no la abro, la abro!! si no para que he venido, dentro de la caja una camisola de seda y un tanga a juego en color negro, dos pañuelos largos y estrecho mas unas plumas mas otra nota

*Come algo, descansa, date un baño relajante por que sobre las 9 estoy contigo, te llamare desde abajo para darte las ultimas instrucciones, Angel

Cada hora que pasaba yo estaba mas nerviosa, eran las 8:55 cuando sono mi telefono

- Angel??
* Shiiiissss no digas nada , solo escucha,ponte la camisa y el tanga, abre la puerta y sintate de espaldas a ella, deja los pañuelos encima de la cama y no mires pase lo que pase, si no quieres no tienes por que hacerlo, solo tienes que salir de la habitacion y entrar en la de al lado que estara abierta

Decidido, me quedaba,las ultimas llamadas y sms hacian que te deseara y quisiera estar contigo como fuera aunque nunca pense que seria de esta manera

Senta de espaldas a la puerta senti como una persona entraba, escuche su voz

* No te muevas , tranquila soy yo

Al notarte detras de mi me recorrio un escalofrio, senti uno de los pañuelos sobre los ojos, una vez asi me dijo, ponte de pie, yo no sabia donde estaba, pero poco a poco sentia que me acariciaban, los hombros, la cara, yo no sabia donde ni cuando seria la proxima caricia, te note delante de mi, desabrochando la camisa y dejandola resbalar por mis brazos

*Eres preciosa, ven

Me colocaste de manera que quede sentada sobre tus piernas, comence a desnudarte yo, no veia nada pero podia sentirte excitado tanto o mas que yo, pero tu tenias el aliciente de que podias verme

Te quite la camisa y bajandome de tus piernasdesabroche los pantalones, pase mi mano por la entrepierna y eso prometia y mucho, te pedi que me ayudaras a quitarte los pantalones te levantaste dejandolos caer al suelo, desde mi posicion aunque sin ver sabia que estaba muy cerca de tu polla

Pase mis manos por tus piernas, eran fuertes con unos musculos bien formados, mas arriba unos gluteos prietos, redondos, sin ropa interior, unas caderas no muy anchas, por delante una polla erecta, caliente , palpitante

Acerque mi boca a ella, tu olor era suave, dulce, calido, comence a besar tus ingles, pasaba mi lengua por ellas como quien lame un caramelo delicioso,daba pequeños mordiscos con mis labios a tu polla, dejaba un rastro de saliva por toda ella

Te pedi que que te sentaras y yo hice que te acostaras, unas de mis manos se perdia por el poco bello de tu pecho mientras la otra acompañaba a mi boca que ahora estaba saboreando tu glande como quien come una fresa,presionaba , chupaba, subcionaba era delicioso

Escuchaba tu respiracion y unos gemidos que me indicaban que lo que hacia te gustaba

Comenzaste a mover las caderas, tu polla salia y entraba de mi boca cada vez mas rapida, estabas a punto podia sentirlo y por fin estallaste dentro de mi boca que yo como niña buena termine de tragarmelo todo, bueno todo no, casi todo por que comforme subia besabdo tu cuerpo dejaba un hilito de tu semen por el, nos besamos compartiendo lo que me quedaba en la boca

*Ahora soy yo quien quiere darte todo el placer que te mereces

Yo ya no me acordaba del segundo pañuelo,tomaste mis manos atandolas juntas, las pasastes por encima de mi cabeza sujetandolas a la cama, me acariciaste pero no con las manos, me acorde de las plumas, las pasabas por todo mi cuerpo, cara, pecho, vientre, en el interior de los muslos, despues fue tu boca la que realizo el mismo recorrido besando cada centimetro de mi piel, pero como con las plumas todo el cuerpo menos el lugar que estaba mas ansioso de ser acariciado

*Tranquila , recuerda que conozco tus fantasias y deseos, no te preocupes , quiero darte el maximo placer y te lo dare ahora

Poniendome boca abajo, separaste mis piernas agarrando mis caderas para elevarlas y de un solo empujon me penetraste, yo crei volverme loca, el placer era intenso y mi orgasmo que no se hizo esperar brutal, nunca habia gritado y gemido como aquella noche, mi cuerpo se tenso quedando rigido, te desplomaste sobre mi besando mi espalda y cuello, soltaste mis manos y el pañuelo de mis ojos tambien

Me di la vuelta para mirarte, sonrreias me sente en la cama para verte entero

- Quien diga que el cuerpo desnudo de un hombre no es bonito, no ha visto el tuyo
*Tienes que marcharte mañana??
- Si tengo una reunion a media tarde
* Cuando vuelves??
- Despues de lo de esta noche, pronto, muy pronto

Nos abrazamos y dormimos, no cabia duda , era una locura pero estaba deseando repetirla

miércoles, mayo 09, 2007

Fiona y el Sexo: La Tarjeta


Subia por las escaleras de un edificio viejo con puertas de madera antiguas, luz ténue, vestia una faldita granate por envima la rodilla, y una camiseta marron oscuro de gran escote sin mangas, sin medias, lucia unos zapatitos marrones de tacon, que enseñavan mis deditos sin pinatar, en mi tobillo izquierdo un brazalete de plata. Subia apresurada con el pelo suelto esta vez me lo habia rizado... mmmm como una loba .
La puerta se abrio y una chica morena de pelo largo y negro me abrió la puerta de ojos rasgados y pelo liso , alta y esvelta, llevaba un bestido negro ceñido, era muy atractiva, su olor era la vainilla. Me hizo passar y me retiro la chaqueta mientras sus manos se deslizaban por mis brazos que se quedaban al descubierto... el corazon se me aceleraba, no sabia bien donde me estaba metiendo solo habai recibido una targeta de invitación, para que acudiera, en ella ponia: querias provar cosas nuevas, te espero. Y una dirección.
Habia un pasillo largo largo... muy largo estaba oscuro y al fondo se escuchaban voces habia una luz, tenue tambien... Zoe la chica morena andaba delante mio y yo la seguia toda nerviosa el pulso invaia todo mi cuerpo, en el pasillo hacia corriente y los cabellos volaban solos... de repente al final del passillo entramos en una sala, era cuadrada y grande, con tres sofas, y una mesa en medio.
Los miré a todos para buscar la persona que me habia mandado la targeta, en un sofa, una pareja haciendo el amor.. ella desnuda encima de el, en el otro dos hombres charlando y en el tercer sofá estaba él, Marcos el qeu me habia invitado, moreno fuerte, llevaba una camisa blanca de manga corta abierta, y unos tejanos.. . se le veia bebido, me miro y bebio de su cerveza, con su brazo rodeaba una rubita muy mona que le lamia la oreja y me miraba con cara de vicio, depie habia cerca de la ventana tres chicas mas con dos chicos, y hablavan..
Me sente en el sofa donde estaban los dos hombre, me sentaba en la puntita del sofa, toda nerviosa mirando lo a el.. el bebia y me miraba, en la mesita del centro habia drogas, las mire, pero resistí la tentación.. Uno de los hombres me hablaba pero yo no podia escucharle, solo lo miraba a el... y el me miraba a mi mientras la rubita le tocaba el pecho y escondia su mano dentro de su pantalon acelerando su ritmo cardiaco y el mio...
El hombre de al lado rozaba su dedo indice por mi hombro pero yo no le hacia caso no lo miraba... yo estaba en silencio , asustada, caliente por la situacion, pero sin entender nada, las chicas reian, los hombres hablaban el hombre desconocido me tocaba el hombro y el brazo y yo solo le miraba a el... La rubita escondio su mano dentro de su paquete.. moviendolo, y el no se inmutaba solo me miraba... de repente note una mano en mi muslo y sin sobresaltarme me gire y mire a ese hombre... el me sonrió pero mi cara era seria, estaba descentrada, para que me habia hecho venir...entones él empujo a la rubita al otro sofá y con su dedo indice me dijo que me acercara.
Yo me levante del sofa y me puse depi delante de el, cogi una cerveza y un petardo tome dos caladas y le tire el humo a la cara, el se quedo serio mirando... y yo me levante la falda y me sente encima de el.. mis bragitas empezaron a rozarse con el.. no le dejaba que me tocara... yo sola me movia y le desabrochaba el pantalon.. mmm su sexo estaba duro, lo toque conlos dedos y lo desaoge de su pantalon, ya estaba fuera, grande y brillante mmm preciosa, yo la tocaba arriba y abajo y cada vez estaba mas dura... el queria tocarme pero yo no me dejaba , empece a tocarme los pechos por encima la camiseta... se notaba que no llevaba sujetadores, mis pezones estaban duros y se marcaban... el los miraba con vicio.. le soplaba al oido y le lamia el cuello y la oreja, pudiendo oler su cuello...mmm estaba tan excitada no paraba de rozarme con el.. El hombre del sofa se acercó queria tocarme pero el no le dejo.. se sento al lado... Marcos estaba incomodo pero a mi me hacia gracia.. me excitaba que ese hombre alli al lado mirara...
-dejame tocarla.. le dijo el desconocido a Marcos
-mmm dejale... relajate..( le dije yo a Marcos)
ese hombre puso sus manos en mi pecho por detras mio... mmm estaba tan excitada Marcos me agarraba el culo con fuerza y de repente me levanto apartandome de las grapas de ese desconocido y se levanto me apoyo cara la pared y persionando su cuerpo contra el mio.. muy fuertemente para que notara su sexo duro me dijo..
-tu eres solo mia!!
Y empezo a lamer mi cuello
-si.. soy solo tuya... toda para ti.. follame!!
Me levanto la falda dejando mi culo en pompa y me dio un cachete.
-mm este culo es el que me quiero follar... ven aqui ( y me presiono contra el.. pusiendo mi mano en mi barriga para hacer mas presion..yo ya estaba mojada y excitada...
ese hombre se acerco.. estaba tan cerca.. me miraba con cara de vicioso..
-fuera de aqui,
-no .. dejale que mire...
-no quiero que te toque...
-para que has inivitado? Es que solo quieres follarme tu?
Eso lo cabreo, me agarro y me tumbo en el suelo encima una manta y alli... se sento encima de mi cara para darme de comer de su polla.
-ahora te voy a follar la bokita ... chupamela
mientras yo chupaba su polla, el desconocido pasaba sus dedos por encima de mis braguitas marcando la rajita que estaba humeda y caliente...
-aahhh , yo gemia... deseaba que sus dedos me tocasen ... , y no tardo en separar mis braguitas.. y resbalar su lengua muy muy suavemente abriendo mis labios..
-ahhh estaba muy muy excitada, mi cuerpo ardia y ya queria correrme,
mientras lamia y adoraba la polla de Marcos, alguien empezo a besar mis pies.. desabrochando la cinta de mi zapato para descalzarme.. su lengua corrio por la planta de mi pie.. mientras ese hombre lamia mi sexo y empezaba a presionar mi clitorix.., queria moverme.. me arqueaba y deseaba ser penetrada ya..
Marcos me levanto! Y de cuatro patas me penetro con dureza, aaa me estaba corriendo... delante de toda esa gente.. unos follaban en el sofa y la morena de olor a vainilla se me hacerco y mientras me corria me beso... me estaba aogando.. pero sentia aún mas fuerte como salia descontrolado de mi un gemido fuerte que toda la escalera se entero!! Mientras Marcos se corria el desconocido se masturvaba mirando mi carita de placer... su semen caia encima de mis brazos y de mis manos... Marcos empezo a darme muy fuerte, queria correr-se... me estaba soliendo de lo fuerte que me estaba dando.. pero me encantaba.. se corrio y me agarro del pelo con fuerza, me arqueo de golpe y un grito salio de sus labios.. agotado callo rendido..
Me abrazo y sin sacar su sexo del mio se sento en el sofa quedando yo enciam suyo dandole la espalda.. y alli la morena arrodillada delante de mi se puso a lamer nuestros sexos juntos.. lamia los huevos de Marcos que estaba muy sensiblels y se concentraba en mi rajita buscando mi clitorix... Marcos me tocaba los pechos rozando mis pezones con la palma de sus manos.. el desconocido tocaba el coñito de la morena sentado a su lado mientras con una mano seguia masturbandose..
La rubia vino a mi lado y empezo a besarme... nuestras lenguas se juntaban fuera y despues nuestos labios se juntaban formando un único beso.. Mi sexo volvia a mojarse de manera espectacular, mientras el sexo de Marcos seguia grande dentro de mi.. empezo a moverse lentamente mientras mi vagina se contraia para no dejarlo salir... cogi la cabeza de la morena y la aprete contra mi coño.. bufff la situacion em podia.. era todo tan morboso.. la morena me miraba mientras me enseñaba su lengua que rozaba mis labios.. y cada vez que su lengua se acercaba a mis labios yo gemia de palcer... queria correrme estaba sonrojadisima... y un poco sudada , tantas manos eran las que me tocaban... mmmm consegui asi correrme, gimiendo presionando la morena.. mientras la lenuga de la rubia jugaba en mi oreja....
Agotada quede a los brazos de Marcos que me tenia cogida como una niña.... fuera de mi.. dejando que mi respiración volviera en mi.. mi cuerpo habia estado al límite , las sensaciones habian podido conmigo dejandome agotada y sin aliento..

Abri los ojos... estaba apoyada en el pecho de Macos cruzadita a el..y me apartaba los cabellos de la cara mientras me besaba,
-feliz cuempleaños niña..
me dijo flogito mientras sonaba música de fondo, estabamos solos en la casa, le mire.. y le bese... no hacia falta decirle nada, mis ojos ya lo decian todo...

lunes, mayo 07, 2007

En el probador, escrito por AFRODITA


Llevábamos un buen rato paseando por las tiendas del Corte Ingles. Al llegar a la sección de lencería me miras de forma distinta. Puedo apreciar en esa mirada que algo tramas. Los dos nos empezamos a conocer. Tú sabes muy bien que me gusta jugar, y lo viciosa que puedo llegar a ser, cosa que te encanta.

Miramos muchos modelitos y tú me sugieres cuales te gustan y yo te enseño mis preferidos. Finalmente escojo 4 para probarme.

Nos dirigimos al probador, y como ya he podido apreciar hace unos minutos, son muy íntimos. Van con puerta. Se cierra por dentro.

Primero entro yo, y tú te quedas cerca. Las chicas de la tienda me piden cuantas prendas llevo. Me dejan pasar y tú me esperas fuera, esperando que te llame para mostrarte como me queda.

En cuanto tengo el primer sujetador puesto, te llamo. Tu estas pendiente de mi y vienes rápidamente. La chica que esta controlando los probadores esta distraída atendiendo a otra clienta y no presta atención cuando te cuelas para comprobar como me sienta.

Solo entrar, me miras con esa mirada de niño malo que tanto me pone y me sonríes de esa forma que me pone tan nerviosa. Me comentas que te parece, yo te pregunto que tal…

Me pides que me ponga otro, a ver como son los demás. Te ofreces para ayudarme. Siento tu mano acariciar mis hombros mientras vas bajando hasta el cierre del sujetador. Te acercas hacía mi por detrás y me besas el cuello… Estoy casi desnuda, puesto que solo llevo la ropa interior… Tengo algo de frío, pero notar tu respiración en mi espalda y cuello, me calma.

Noto caer el sujetador. Aun estas detrás de mí sin decir nada…. Solo me besas.
Estoy de cara al espejo, y puedo mirarte a la cara. Hasta ahora solo te veía besarme la espalda y cuello, no me mirabas…

Ahora has levantado la mirada, y tus manos ya no tienen nada. Ya no hay sujetador. Nos miramos a través del espejo y no puedo evitar suspirar, cuando siento tus manos recorrer mi cintura e ir subiendo hasta alcanzar mis pechos.

Mmmmm, siento mi piel entrar en calor… Noto como nuestras respiraciones se acentúan, cosa que me excita mucho. Te miro a los ojos y veo claramente que ya no hay marcha atrás. Se perfectamente lo que va a ocurrir, y aun mirándote a los ojos a través del espejo, contigo detrás de mí, masajeándome los pechos, no puedo evitar sonreír. Me encanta como me miras. Ves mi sonrisilla y eso provoca que me sujetes con más fuerza.

Mis manos van tomando la iniciativa, y sujetan las tuyas y te guían. Deseo que me acaricies por todas partes. Apoyo mi culito lo justo para notar como estas de tenso…
Siento que tu pantalón te esta oprimiendo… y mucho. Sin rodeos te acaricio con mi mano.

Con un poco de fuerza me das la vuelta y con tu mirada entiendo rápidamente lo que quieres. Me obligas a arrodillarme y calmarte un poco. Con mi cabecita a la altura perfecta, desabrocho tu pantalón, y lo bajo.

Me encuentro frente a tu slip, y te acaricio por encima. Te miro y veo como cierras los ojos, estas deseando que empiece.

Te sujeto la polla con una mano, que esta totalmente firme. Me muero por chuparla, y por tocarla, pero quiero ser mala, y voy a esperar a que no puedas más…

Simplemente la acaricio lentamente. Siento ya tu respiración muy pronunciada, estas un poco tenso y noto como vas moviendo tu cadera como intentando que yo empiece.

Voy esquivando dulcemente con simples besos y caricias suaves. Noto como cada vez esta ganando mucho más tamaño y firmeza…….mmmmm, estoy a punto de ceder y metérmela en la boca, cuando me agarras del pelo y me dices bruscamente aunque flojito….. “quieres comer polla de una vez”

Como me gustas ese toque agresivo. Me excita mucho más!!

Empiezo a chupar tu polla lentamente y poco a poco voy cogiendo más ritmo. Intento meterla muy adentro, como noto que a ti te gusta y sino llega lo suficiente tu me sujetas bien y me ayudas. Me fuerzas tanto que siento como que no puedo, casi no puedo ni respirar...

Me obligas con mucha fuerza a que la chupe más. Me pides que oprima aún más mi boquita, que la succione bien.

Siento que me estoy mojando, me esta poniendo a cien esta situación. Estoy tan caliente que no puedo evitar parar y con solo mirarte, ya sabes lo que quiero…

Con esa sonrisa que me mata, me dices…. “ya estas caliente putita?”

Como lo sabes, como me conoces, pero antes, un poco de calentamiento. Me bajas el tanga y los dejas en mi topillo. Me abres de piernas y me acaricias con la mano.

Sientes lo mojadita que estoy y eso te anima aún más. Me besas con muchas ganas mientras me vas tocando y excitando con tu manita. Estamos de pie y yo de frente cara espejo. Tú por detrás me acaricias. Veo por el espejo como me tocas y tú ves mi carita de niña mala caliente.

Me giras un poco, aún con la misma posición, pero ahora estoy apoyada en la pared y nuestra respiración estaba empañando el cristal. Cuando ves que suspiro demasiado fuerte y me dices… “ssssssshhhhhhh, calla zorrita”… y sin más aviso me la metes…

MMMm esta tan dura, parece que le cuesta. Entra poco a poco…. Como me gusta ir notando como avanza lentamente… Me encanta que me la metas por detrás…

Me haces agacharme un poco, estoy en un posición algo incomoda, pero a ti te excita dominar la situación. Me pides que ponga el culito hacía atrás, en pompa, como siempre me pides. Siento que aceleras el ritmo. Eres más vicioso que yo y como te gusta follarme en sitios públicos…

Estas tan caliente que notas que no resistirás mucho y me lo dices. Me haces ponerme en pie, totalmente recta. Continuamos follando de pie y tú por detrás. Me encanta!! Ahora, al girar la cabeza veo como me follas por le cristal.

Me excita mucho el hecho que tengas toda la ropa puesta menos el pantalón bajado a la altura de la rodilla. Yo estoy totalmente desnuda.

Siento que te queda poco, y me acaricias con una mano mi clítoris. Mmmmm como me gusta! Yo también estoy a punto de correrme. Sabes que la manita me excita demasiado.

De pronto, siento que quieres cambiar y sin poder decir nada me giras y me dejas frente a ti, cara a cara. Bajas tu manita y me levantas un pierna, me levantas la otra y me sujetas en vilo, me apoyas contra pared y me la vuelves a meter.
Mmmmm esto si que me pone de verdad!!!

Me agarro como puedo a ti, y nos besamos. Me gusta mucho esta posición y tú lo sabes. Me pides que aguante un poco más, que pronto terminaras…

Aunque ahora soy yo la que desea correrse, y te digo que el que debe aguantar eres tú. Te pido que te aprietes más aún a mí, que me folles bien pero sin salir del todo, necesito sentir como me rozas todo mi coñito y lo calientas más….

Estoy a puntito de terminar… Me falta el aire, mi respiración es muy fuerte y notas que empiezo a elevar el tono de mis jadeos… Empiezo a temblar. Me besas para que me calme y no grite tanto, que nos van a oír… Me tapas la boca con tu mano porque ya no hay marcha atrás, siento mi orgasmo empezar…

Noto como tu respiración se acelera. Me dices que aguante que te vas a correr también.

Si eres tu quien hace todo el esfuerzo y yo, en pleno orgasmo solo puedo decirte que hagas lo que quieras conmigo. Ves como empiezo a reponerme. Que mi cuerpo deja de temblar... Ahora ya vuelves a acelerar el ritmo y a hacerlo con más fuerza…

Me pides que me baje y me vuelva a dar la vuelta. Te sientas en un mini taburete y me haces sentar encima de ti y cara a cara. Estas muy excitado y me pides que me mueva lentamente. Estoy tan mojadita que sale y entra con mucha facilidad...

Siento que empiezas a suspirar. Me encanta mirarte mientras te estas corriendo…. Como me gusta oírte cuando terminas y verte la cara de placer….

Casi sin estar sentada voy subiendo y bajando muy lentamente, te sujeto bien, sin llegar a salir del todo… Me encanta ese leve movimiento, mientras estas llenándome de leche. Me gusta poder contraerme por dentro mientras.

Finalmente me indicas con tus manos que me quede quietecita sentada. Estas dentro mío aún. Apoyo mi cuerpo encima de ti, y te beso…

Ha estado muy bien… Rápido pero intenso.

viernes, abril 13, 2007

Canibalismo, escrito por Alex


CANIBALISMO

Mientras bajan a sus infiernos

Y salta la música caliente,

Se engullen el mudo silencio.



Mientras cruje la seda

Resbala la miel en sus bocas,

Y rasgan el cielo con deseo.



Mientras saborean fresas

Y la noche está arrolladora,

Caracolean con agua de mar.



Mientras calientan brasas

Encienden volcanes ebrios de sed,

Y beben lenguas y labios.



Mientras extienden la carne

Ven crepúsculos enmascarados,

Y consiguen delinear sus costados.



Mientras muerden la senda

Lamen rocío de violetas

A pedazos se oyen los gemidos.



Mientras incendian calles estrechas

Mezclan la miel con sus perfumes

Y saltan sin peligro las fronteras.



Àlex

miércoles, abril 11, 2007

Fantasia en la oficina, escrito por AFRODITA

Es viernes, a las 13.50. Esta mañana se ha hecho especialmente larga. No había más trabajo del habitual pero el simple hecho de saber que hoy a las 14 empezaban mis vacaciones, ha hecho mucho más pesada la jornada laboral.

Es la hora tan esperada, pero no sólo porque voy a tener unos días de relax, sino, porque voy a estar con Marcos.

Hemos quedado que a las 14 me recogerá en la entrada del edificio donde trabajo, para luego ir a por mi maleta en casa, comer algo rápido, y así salir en dirección a la playa, lo más pronto posible.

Alguien llama a la puerta, miro el reloj y pienso, más vale que no me haga perder el tiempo, que es tarde. Vaya sorpresa, quedan 5 minutos para terminar, y quien llega a mi despacho, es Marcos. No le había explicado en que oficina trabajaba, pero ha sabido encontrarme.

No puedo evitar dibujar una sonrisa de emoción y alegría. Se me notará en la cara que estoy loca por él.

Sin pensar que alguien puede entrar en la oficina para cualquier cosa, y sin decirnos nada, solo mirándonos como si hiciera tanto que no nos vemos y sonriendo, nos acercamos y nos besamos.

MMMmmm, increíble, siempre causa este efecto en mí. Siempre consigue que mi pulso se acelere por momentos y que me olvide de todo. Es una sensación tan reconfortante, tenía tantas ganas de tenerlo en mis brazos, que pierdo un poco la noción del tiempo y del lugar donde estoy.

En unos segundos, empezamos a reaccionar y nos preguntamos como va todo, que tal el viaje. Pasan pocos minutos de las 14. Voy recogiendo, y cerrando los ordenadores mientras el solo me mira y sonríe. No se porque, aún siento esas cosquillas en mi estómago.

Por fin termino y me dispongo a salir. Le cojo de la mano, y le indico el camino, pero justo al llegar a la puerta, noto como si Marcos no caminara, y con su mano frena mi paso. Me doy la vuelta para ver que pasa, y él, más rápido que yo, se avanza y cierra por dentro la puerta por la que íbamos a salir y con una sonrisa maliciosa y pícara puedo adivinar sus pensamientos.

Madre mía!!! Solo ver esa mirada, siento un escalofrío por todo mi cuerpo y siento que mi tanga se empieza a mojar. Aun si decir nada, descuelga mi bolso de mi hombro y se va acercando mirándome a los ojos y sonriendo. Me besa con dulzura, como el sabe que a mi tanto me gusta.

Me gusta sus caricias dulces, pero la situación en la que nos encontramos es realmente tensa y excitante. Sin más rodeos, y sin poder evitarlo nuestras caricias y besos son más intensos. Su cuerpo esta pegado totalmente al mío, siento que el roce de nuestros cuerpos y el silencio de la oficina, permite perfectamente escuchar como se nos acelera la respiración.

Como me estoy poniendo, y el lo sabe perfectamente. Sabe que soy muy juguetona y que esto me iba a gustar mucho. Tras mi sorpresa inicial, paso a sentir un calor que recorre mi cuerpo.

Me siento totalmente mojada, y no puedo más, me vuelvo terriblemente impaciente cuando estoy caliente y así que ya no puedo frenar mi deseo, y voy guiándole con pequeños pasos, hasta el despacho de mi jefe.

Siempre he tenido fantasías con sexo en la oficina, hacerlo en la mesa y silla de mi superior.

Para de besarme y me dice con una voz muy suave y con una sonrisilla:

- Susana eres muy mala y eso me encanta.

Y a mí que me lo diga, porque eso provoca que mi deseo aumente mucho más.

Estamos ya en el despacho, y aun medio consciente de la realidad, cierro la puerta de mi jefa y sin más preludios, llevo a Marcos contra la pared y le beso y le acarició con más pasión.

Esta vez ya deseo saber si él, esta tan caliente como yo, así que acaricio con mi mano por encima del pantalón. Ya notaba cierta presión con el roce de nuestros cuerpos, y por su respiración entrecortada en mi oído.

Sin más perdida de tiempo, voy desabrochando su pantalón y el viendo mi insistencia, me ayuda desabrochando su camisa. Me gusta desvestirle a él antes.

En pocos segundos, estoy besando su pecho y voy acariciando todo su cuerpo ya semi desnudo. Me gusta recorrer con mis manos sus hombros, espaldas, pecho, abdomen… e ir bajando lenta pero intensamente. Me gusta acercarme y jugar con su miembro por encima del slip para luego volver a subir hacia el pecho y boca.

Yo todavía voy vestida, con mis tejanos y camisa blanca. Pero él poco a poco va desabrochando algún botón, pero muy lentamente. Le gusta ponerme nerviosa.

Me acaricia por mi cuerpo, se entretiene en mis pechos por encima de la camisa y por mi cintura y lentamente va bajando por mi culo. Nota mi excitación y sin más espera me acaricia mi entrepierna, por encima del pantalón cosa que causa que suspire y muestre mi excitación.

Ya no puedo más!! Le miro con mirada de niña mala y le digo suavemente y con una sonrisa:

- Ha llegado tu momento …

Le beso dulcemente, y voy bajando mis besos por todo su cuerpo hasta llegar justo en su ombligo. Voy bajando lentamente su slip. Levanto la mirada para ver su cara y sonriendo le sujeto su polla con una mano y con la otra termino de desnudarle. Siento que está muy dura y firme. Llevamos un rato jugando y eso hace que su polla minuto tras minuto este más dura y gorda.

La empiezo a masajear con mi mano mientras le miro. Me gusta observar su cara mientras le masturbo. Ver la expresión de deseo en su cara y mirada, me encanta. Siento perfectamente su excitación y sin poder evitarlo, lleva sus manos a mi cabeza y con un poco de presión y como casi una orden, me obliga a metérmela en mi boca, cosa que deseo hacer hace rato, aunque me gusta que me lo pida.

Me encanta chupársela y jugar con mis manos. Me pone mucho ver como sus manos en mi cabeza me guían. Mientras tanto noto como estoy empapada. Mi coñito está ardiendo.

Aún estamos de pie, el apoyado en la pared, y yo inclinada y medio apoyada en una silla que había al lado. Sin más, para y me levanta, me mira y noto que no quiere cambiar de juego. Me levanta en vilo y me lleva a la mesa de mi jefe y me sienta encima.

Intento besarle y tocarle, pero no me deja. Me termina de desabrochar mi camisa de forma brusca y me la quita agresivamente. Sin perder el tiempo, me quita el sujetador y hace como que me quiere acariciar y besar, pero no. Recuerda que aún llevo el tejano, y en esa posición todo es más complicado.

Me levanta y me da la vuelta. Estoy de espaldas a él, y el justo detrás de mí me acaricia por todo el cuerpo con sus manos y siento su polla dura clavada en mi culo. Sus manos se paran justo a la altura del botón de mi pantalón. Lo desabrocha y me lo baja al mismo tiempo que besa mi culito y acaricia mis piernas y sus manos se dirigen a mi coñito.

Me deja con el pantalón en los tobillos, cosa que impide mi libertad de movimientos. Me deja puesto el tanga. Se entretiene besándome por todo mi culito y coñito, apartando mi tanga sin quitarlo y acariciandome con su mano.

Dios…..como me gusta!!

Intento con mi mano, sujetar su polla y acariciarla, pero en esta posición no me resulta fácil y eso hace que me ponga más caliente. Viendo mi insistencia, me obliga a echar mi cuerpo en la mesa, me inclina hasta dejar mi culito frente a él.

Me separa el tanga y con su manita acaricia mis labios y clítoris. Estoy muy mojada y me lo dice. Su voz cambia de tono y me empieza a calentarme hablándome:

- Tu coñito es chorreando. Qué pasa, estas deseando que te la meta, no es así?

Me introduce un dedito, pero se da cuenta que no hace falta más y sin previo aviso, se sitúa en posición para follarme. Ya está, ya siento la puntita de su polla en mi interior. Hacía mucho que no deseaba tanto nada, estaba totalmente descontrolada.

Su jueguecito de meter solo la puntita, nos altera mucho a los dos así que sin poder resistir más le pido a gritos que me folle bien de una vez. No hace falta repetirlo que ya ha empezado a darme con más fuerza y más ritmo.

Mirar a mí alrededor, y ver la situación, ver que estoy en mi oficina y a plena luz del día, hace que mi excitación se multiplique.

Marcos esta muy caliente también, lo noto. Siento como acelera el ritmo, y al oírme suspirar y gemir de placer, me da alguna palmadita en el culito. No puedo evitar expresarme, y soltar alguna palabra y jadeo…

Ahora, con su mano me acaricia mi clítoris, mientras el va acelerando y aflojando por momentos, me encanta. Con sus manitas esta consiguiendo que me vuelva loca. Siento por momentos que no aguantaré y como mi cuerpo empieza a temblar como cuando me viene un orgasmo.

De repente para, saca su polla y me da la vuelta. Yo sigo sin entender que pasa y con mi cuerpo a punto de estallar. Marcos se agacha para quitarme el pantalón y tanga y así dejarme totalmente lista para moverme a mi antojo. Me deja boca arriba encima la mesa.

Creo que ha llegado el momento de llevar las riendas, de ser yo quien manda. Intento acercarme a él pero no me deja y me hacer recostar totalmente en la mesa…..y SIIII!!!
Veo como acerca su cabeza a mi coñito, para hacerme lo que más me gusta.

Diosss, como me gusta lo que me hace, me acaricia con sus manos y con su lengua recorre cada rinconcito. Ahora si que no resistiré, noto como en pocos segundos vuelvo a estar a punto de correrme. Ahora ya no le perdonaré que me deje así, deseo terminar, me vuelvo impaciente, ya no puedo más.

Marcos esta vez va a complacerme, mira mi cara de placer y quiere ver como mi cuerpo se convulsiona y empieza temblar, va llegando mi orgasmo. No para de jugar con su boquita en mi lugar preferido, al mismo tiempo que me introduce un dedo justo en la entrada y lo va moviendo, pero sin apretar, justo como me gusta. Él ya ha aprendido la tècnica.

MMMmmmmm si si si si si, siiiiiiiiiiiiiiiiii
Mi cuerpo esta todo sudoroso, mi respiración entrecortada, mi boca esta reseca y mi pulso va primero muy deprisa para luego normalizarse.

Me ha encantado, y mientras me voy relajando y volviendo a la realidad, abro los ojos y veo el lugar donde me encuentro y miro a Marcos. Como me gusta esa carita de niño malo que pone.

Se acerca y me besa dulcemente y me acaricia. Se acerca a mi oído y me dice:

- Guapa, esto solo es el principio de nuestras vacaciones

Esas palabras pronunciadas hacen que me vuelva a animar, así que, nuestras manos empiezan a jugar otra vez. Seguimos encima de la mesa, aunque esta vez me incorporo para poder tocarle mejor.

Siento como por momentos su respiración se acentúa. Siento otra vez como me voy mojando, así que le cojo su manita y la llevo directamente a su polla y hago que el mismo se acaricie. Me encanta mirarle mientras se masturba para mí.

Se aleja un poco de mi mientras se toca el solo delante mío. Joder, eso me pone malita... así que, al poco de ver tal espectáculo, me levanto y le hago sentar en la silla que tiene justo detrás y dándome la vuelta, me siento encima suyo al mismo tiempo que sujeto su polla dura y la meto suavemente.

Sigo totalmente empapada. Marcos ya no esta por tonterías así que, me sujeta por la cintura y me aprieta hacia abajo y me la mete entera y así me maneja a su antojo. El guía mis movimientos, al mismo tiempo que sujeta mis pechos a ratos y los acaricia. Me besa la espalda. Me encanta!

Siento que su polla dentro de mí va ganando firmeza y se pone más gorda. Noto que quiere más y más. Me hace levantar y me lleva otra vez a la mesa, aunque esta vez de frente. Me sienta en la punta de la mesa, y el de pie vuelve a penetrarme. Ahora nos vemos la cara, aunque no puedo evitar cerrar mis ojos.

Veo como a Marcos se le acelera el pulso y la respiración, mmmmm, pone una cara, siento que esta llegando su momento… Le digo cositas, me gusta contarle lo que imagino. Me gusta calentarle hablando.

Marcos no puede más, con una fuerte embestida siento como llega a su orgasmo.

Me gusta mirar su cara mientras se corre, me gusta ver su expresión y oírle suspirar. Mientras esta terminando se acuesta sobre mí, y yo puedo así besarle y acariciarle el cabello y cuello. Quiero que se sienta a gusto.

Deseo decirle tantas cosas, pero no hace falta, se nota esa magia en el aire, esa química. Sobran las palabras.

martes, abril 10, 2007

Proyecto Eden escribe Tu voz


Recuerdo que empezaba cada noche a las doce en punto… se oían las señales horarias en la radio y, a continuación … su voz.
Era dulce y muy suave, como si te estuviera susurrando al oído. Una voz masculina que hacia que todos mis sentidos se agudizasen. Sus palabras, pronunciadas dulcemente, brotaban de sus labios como si se tratara de mariposas que echan a volar. Su rostro… no conocía su rostro. Solo su voz.

Lo descubrí una noche de verano, encerrada en mi habitación. Tenia, en aquel entonces, 16 años, estaba descubriendo la vida, los olores, los sabores, descubriéndome yo misma, yo misma…
Mi hermano había estado toqueteando la radio de mi cuarto. Al encenderla y darme cuenta que no estaba la emisora de siempre, me puse a buscarla. Se sintonizaban muy pocas emisoras, las montañas hacían que no llegará bien la señal, y de repente…. Oí su voz. No me fijé en lo que decía, solo oí su voz. Era una voz masculina, profunda, pero muy suave, como susurrando al oído. Me tumbé en la cama y le dejé hablar…

En este momento, nada es importante, solo tú y yo, todo lo demás… no existe. Siente mi voz como te acaricia, mis palabras te envuelven en un manto de seda, siento tu piel, tu respiración, siento tu calor… déjate llevar, no pienses, solo escúchame.. piensa en mi voz, déjame entrar dentro tuyo, sentirte mía, deja que te susurre palabras que vuelen en tu cabeza, que creen música en tu vientre, que revoloteen las mariposas de tu estomago. Déjame acompañarte….oye mi voz…

Tu piel se eriza al escucharme, se que estas aquí, muy cerca de mis labios, muy cerca de mi respiración,… si únete a ella…. Respira conmigo… los dos al mismo ritmo, con la misma pasión, con el mismo aire.
Siente la paz que te inunda, sabes que a mi lado todo irá bien, sabes que tu estarás bien, te sentirás bien, si…como te sientes ahora, libre, sin presiones, sin estrés, solo tu y yo, conociendo nuestras voces, desnudando nuestras almas, sintiéndonos uno, tu y yo, nadie más.
Recuerdo tantas noches a tu lado, acariciándonos con las palabras, susurrando palabras prohibidas, mirando nuestros interiores, porque ya sabes que de la piel hacia dentro es tuyo, pero tu me dejarás pasear por tus sentimientos, descubrir tus miedos y apagar tus dudas. Yo te abriré mi corazón, te daré esa esperanza para que te enfrentes a tus miedos, te hablaré todas las noches desde el silencio, donde no nos oiga nadie, donde solo me oigas tu.. tu dejas volar mi imaginación, tu permites que mis sueños mas profundos puedan hacerse realidad, tu eres quien me escucha. Solo tu.

Y esta noche será diferente, esta noche nos escucharemos el alma y solo hablaran los corazones. Apaga las luces, tumbate y solo escucha mi voz. Poco a poco empezaras a olvidarte de todo lo que te rodea, recuerda que solo estamos tu y yo, el mundo, ahí fuera se ha apagado, solos tu y yo… siento tu presencia, se que piensas en mi, en este momento en que nos unimos, en que mi voz entra en tu interior y te posee de una forma gloriosa, de una forma mágica,… .lo sé, yo también te siento en mi interior, y aunque no pueda oírte, noto tus palabras en mi mente, creando una dulce canción, llena de caricias y miradas. No te preocupes, yo te siento cerca… Sabes, eres muy linda, siempre dispuesta a una dulce mirada, siempre esperando un abrazo, una palabra, una sensación. Tienes que dejarte llevar, te diré bellas palabras que llenen tus oídos de flores, te susurraré cuanto te necesito, ….. sabes, que es así, todo llega, no debes preocuparte … y relájate, cierra los ojos y…. mira al cielo, ese cielo que permite que nazca una sonrisa entre tus labios, azul, rojo, naranja, el color no importa, solo las sensaciones que te crea, si…. Te hace sentir bien, te hace respirar profundamente y pensar que, tal vez, no todo esta tan mal, no todo es una mierda, … respira, respira profundamente, deja que mi voz entre dentro de ti, déjame correr por tus venas, sentirme dentro de ti, ser parte de tu ser, …ser… uno.


Cada noche, durante una hora, su voz entraba en mi cuerpo y me hacia el amor con dulces palabras y susurros apasionados. Cada noche durante ocho años, toda una vida de caricias nocturnas a la luz de las velas.
Durante ochos años la radio jamás se cambió de emisora, nunca se encendía en casa, al menos, no la mía, pero cada noche, a las doce en punto, accionaba el botón con cierto temor a no volver a escucharle…

La primera noche después de la mudanza, es decir la primera noche que dormía en mi casa nueva, decidí llegada la hora, encerrarme en mi cuarto, apagué las luces, encendí una vela y tumbada sobre la cama, accioné el botón… él no estaba…. Su voz se había perdido entre las ondas de la radio, la rueda no estaba en su sitio, nerviosa… sin saber que hacer, sintiéndome vacía por momentos, empecé a girar la rueda esperando oírle entre las demás, pero todo fue en vano… su voz se la había llevado el viento.

Desde entonces, muchas noches, cuando me siento sola, en silencio, cierro los ojos y recuerdo su voz, masculina, profunda, diciéndome que él no se ha olvidado de mi, que solo tengo que respirar profundamente y dejarme llevar, dejarme llevar por los recuerdos de su voz, por sus dulces caricias susurradas al oído, por su presencia dentro de mi cuerpo, ….te tengo tan presente, cierro los ojos y te siento, siento como me acaricias el cuerpo, como pronuncias mi nombre, siento como tocas mis senos, como hueles mi pelo. En mi mente seguimos siendo uno, tu y yo.
Dejo de pensar en el resto, me relajo y cierro los ojos, noto tu presencia, podría jurar que incluso siento tu respiración acariciando mi cuello. Me obligo a abrir los ojos para confirmar que estoy sola. Pero sola de presencia, no en mi mente, no en mi interior,…siento ese cosquilleo en mi vientre, un hormigueo que recorre mi columna, un siseo en los oídos y de repente, oigo tu voz, entre las otras, ese susurro musical que me lleva al cielo, que crea sonrisas para ti, que nace de dentro, de un lugar que me pertenece, pero que durante esa hora, comparto contigo… mi corazón ….mi alma.
Me siento tan llena de vida, tan feliz en este momento que mi cuerpo arde como el fuego, tu presencia es deseada, lo noto en mi cuerpo, me pide más…tu voz, tu voz me desborda, me satura de emociones, de sentimientos y pretensiones…. Que débil soy…cuanto te echaba de menos…

La radio sigue apagada en un rincón de mi cuarto…y cada noche, a las doce, acciono el botón….

lunes, abril 09, 2007

Fiona y el Sexo: Amistad y Sexo


En mi grupo cuando termina la noche los roces entre nosotros no se
interpretan igual...

Soy Fiona y os dedico otro de mis relatos a todos vosotros con
quienes comparto mis mañanas, y a todos aquellos que les guste el
sexo

Como todos los sabados terminabamos todos la fiesta en case de
Torre uno del gurpo, Tete y yo eramos muy amigos, hacia muchos
años, sus ojitos siemrpe me tenian conquistada pero nunca pasamos
de eso.
Aquel dia estábamo todos senados en el sofa,bajo una manta. Eramos
8 , charlavamos, la tele de fondo se fundia con nuestras voces.
Tete como siemrpe estaba a mi lado, solia dormir-me en su hombro,
hacia más de un año que nuestras miradas se cruzaban de una forma
distinta, ese dia yo iva muy bebida, y cuando bebo mas de la cuenta
empiezo a volar.
Tete empezo a liar-se un canuto, yo seguia bebiendo cerveza y
riendo , lo miraba y me sonreia, yo me reia siempre con el.. pero
ese dia yo le miraba con ojos de gata.

Tete paso su mano fria por encima de mi muslo como hacia muchas
veces, pero yo ese dia queria mas, puse mi mano encima de la suya,
nadie lo notaba, él no hizo ningun gesto estraño asi que continue..
sus manos eran frias y las entrelazaba con las mias, la apretaba,
la cogi suavemente y la roce por mi muslo , por el interior de uno
y luego por el interiro del otro, le mire a los ojos, el me miro
sin sonreir... ( Tete y yo dormiamos como amigos algunas noches
sin que pasara nada).

Empeze a notar un calor.. sus manos ya no estaban tan frias.. yo
apoye la cabeza en su hombro , yo miraba a la gente y les seguia el
rollo,me reia sin saber ya de que se hablava.. pero Torre y Xell se
fueron a una habitacion a dormir, ya eramos menos
Tete rozo mi tanga sin querer por delante, y noto el calor de mis
sexo... respiro fuerte... yo note como mi cuerpo se excitaba... en
aquel momento no sabia si coger su mano y meterla en mi sexo o
hacer como si nada.. no hizo falta.. Tete cogio su dedito y lo
volvio a pasar intencionadametne por el pliege que mi tanga hacia
en mis labios... me encanto.. con su dedo rozo mis ingles.. y hacia
circulos en el interior de mi muslo... bufff yo ya estaba al 40% el
alcohol me ayuda... el lo sabia... asi que aparto mi tanga muy
delicadamente y su dedo se deslizo por mis labios humedos y
calientes, en aquel momento gemi ... muy silenciosamente en su
oreja.... y dije:
-voy al baño, ahora vengo
Fui al baño y me mire en el espejo, tenia mucho calor... sudaba un
poco, y escuche... toc toc,
abri la puerta muy lentamente para ver quien era... y sus ojos se
me clabaron... me cogio de la mano y me llevo a la cocina.. el
abrio la nevera y saco una cerveza, cuando la cerro yo ya estaba
sentada encima del marmol frio, de color gris, estaba morena de la
playa, y mi tanga blanco resaltaba con mi moreno... esaba muy
excitada... llevaba el pelo suelto y alocado.. con mi faldita
balnca de verano y mi camiseta roja, me miro y se hacerco riendo, y
me dijo:
-sabes lo que estas haciendo
si lo sabia, pero en ese momento queria hacer-lo
lo cogi de la camiseta lo hacerque , y muy lentamene acercamos
nuestras caras... nuestros labios se rozaron... la respiracion se
aceleraba.. notaba su aliento.. nuestras frentes se tocaban... y no
pude aguantar mas... que resbale mi lengua por sus labios y de
repente... me cogio del pelo... y me apreto contra el... nuestras
lenguas se entrelazaban humedas,calientes... cuanto tiempo habia
deseado esa boca.... dios!!!. me mojaba solo de ver como nuestras
lenguas se juntaban fuera de nuesra boca.. sus besos en el cuello,
su lengua rozo el ovulo de mi oreja y aqui... ya me estremecia de
placer... lo deseaba, le quite la camiseta... toque su pecho... y
en ese momento note que la puerta estaba mas abierta de lo que la
habia dejado... y lo vi, Aldo estaba alli mirando (era guapo
i atractivo,Aldo me buscaba muchas veces, pero nunca habiamos
coincido en el punto).
Entonces... desabroche el pantalon de Tete su sexo estaba duro y
brillante, me meti un dedo enla boca y lo humedeci al maximo, para
despues tocar la punta de su capullo, el se estremecio... y mire a
Aldo... la situacion iva muy deprisa pero asi lo queria yo, y
el.... estabamos muy calientes,no queria que el alcohol me bajara y
mientas sus dedos se introducian en mi coñito mojado yo le decia a
la oreja_ que me ponia cachonda con solo mirarme...le dije:

-chupame el coño !!

El no dudo se agacho aparto mi tanga , yo estaba encima del marmol
con las piernas abierta... y note el primer contacto de su lengua
fina con mis labios lisos...mmmmm me encanto... mi cuello se
hechaba atras.. queria sentr-lo,me dava verguenza que Aldo mirara,
pero me excitaba... el empezo a tocar-se,por un momento pense en
invitarle.. pero esa era mi noche con Tete..
mientras su lengua se introducia en mi sexo y yo me mojaba mas y
mas... le rodee con mis piernas para no dejarle salir... le tocaba
el pelo..... y le apretaba..bufff me queria correr.. a mi lado
habia una caja de xicles de los de" fescor en tu boca" y tuve una
idea... le cogi del pelo y lo acerqeu a mi cara... nos miramos nos
besamos.. y le di de comer un chile, y le dije al oido:
-sigue volviendo me loca...
se agacho de nuevo y el frescor del chicle me helaba mi sexo
caliente... el contacto con el glaciar... eso me encantaba , la
sensacion de frescor... confundia el dolor del frio con el placer
resbaladizo de su lengua calida..deseaba ya que me penetrara...
pero Aldo seguia mirando y se tocaba... Tete me miro y me dijo..
-me estas volviendo loco..
lo abrace y me baje del marmol.... le chupe los pechos.... bajando
hasta su ombligo, resbalando mi lengua humeda humeda.. hasta
llegar a su sexo.. alli lo toque con mi dedo humedo.. y saque mi
lengua.. lo mire.. el queria que me la comiera toda... entera..
pero solo la toque con la punta de la lengua... el capullo y se
crecia mas y mas... lo rodeaba con mi lengua, y se volvia loco...
Aldo no podia verme, pero la situacion seguro que le estaba
poniendo como un loco... rodee toda su polla con mi lengua, y le
cogi los huevos.. los aprete y los humedeci tambein com mi
lengua... me levante
Tete estaba un poco desconcentrado su sexo increiblemente crecido y
brillante... no pudo contener-se me giro como un bestia y me sugeto
las manos detras de la espalda... y me dijo.
_eres una perra, me quieres calentar e....
_que quieres.. ( me puso su polla en mi culo y me dijo) es esto lo
que quieres...
yo no podia responder estaba alucinada... a cien... no podi mas ,
_si lo quiero ,
cogio su polla y la introducio en mi sexo de golpe... fue como si
me reventaran.... me sujetaba fuerte las manos.. yo queria
desatarme pero no me dejaba... estaba muy excitada, el lo noto... y
me dijo....
-correte nena....
notaba sus huevos golpenado-me...la sacaba y la metia deprisa
-mas fuerte mas fueret le grite...
empezo a moverse muy fuertemente... no queria que se me escapa-se y
empece a notar-lo... ya no podia decir nada.. gritaba lo mas
silenciosamente no queria hacer ruido.... no queria que Aldo me
viese pero ya no pensaba en el.. solo queria sentiir-lo y
disfurtar-lo, y llego... Tete se corrio casi conmigo y note como mi
sexo se contraia... bufff las piernas me fallaban, me temblaban..
el se desplomo muerto enciam mio... notaba su respiracion en mi
nuca.... los dos respirabamos fuertemente... y en ese momento me
abrazo.. me beso el cuelllo.... me soplaba la nuca... y entre los
omoplatos, senti amor... en3 minutos nos separamos y nos
abrazamos.. se sento en una silla y me hizo sentarme encima
suyo... no deciamos nada nos abrazamos como amigos.... su cabeza
descansaba entre mis pechos...muy cariñosamente... rodeaba mis
pezones con su dedo.

Al abrir la puerta Aldo no estaba.. fuimos para el comedor y nos
encontramos a Aldo con Su follando en el suelo, nos quedamos riendo
detas de la puerta y decidí no decirle nada sobre el espia de
Aldo....
Esa noche dormimos abrazados como muchas otras anteriores... pero
algo habia cambiado , nos abrazamos muy fuertemente deseando que el
dia siguente fueramos tan amigos como antes..
( si , seguimo siendo amigos)

Proyecto Eden escribe: El Centro


Llegaba tarde, siempre con prisas. Me rondaba todo el dia en la cabeza, a las cinco en el centro, a las cinco en el centro, y eran las cinco menos cuarto y todavia estaba en casa.
A las cinco y tres entraba por la puerta del centro de estética. Era mi momento. Una vez por semana, todos los viernes por la tarde para ser exactos, me dedicaba unas horas para mi. Era mi momento: sauna, baños de calor, duchas, y por último, Eric, mi masajista personal, digo personal, porque cuando estaba conmigo, no estaba con nadie más. Una horita entre sus manos, era como rozar el cielo con las puntas de los dedos durante largo tiempo.

Bajé a los vestuarios y me crucé con Eric:
- Que tal, Nuria, ya Viernes por fin?
- Como lo sabes! Estaba deseando que llegara. Me cambio y empezamos, vale?
- Perfecto. Voy preparandolo todo.

Entré a los vestuarios, y Eric ya me lo habia dejado todo preparado; mi albornoz, el tanguita y los patucos para los pies.
Me cambié con tranquilidad, porque sabia que tenia tiempo mientras Eric preparaba la sauna. Me quité la camiseta, y al ir a quitarme el sujetador me di cuenta que en mi pecho derecho tenia un pequeño moratón. Como un bocadito. ( jejeje, aún sentia el olor de Roberto por mi ropa, y también podia observar su entusiasmo, como el mismo bocado representaba.).
Habiamos pasado toda la mañana juntos. Yo habia llamado al trabajo para decir que no me encontraba bien y que no iria, y él, tenia unos dias libres. Quedamos en su casa, porque era la que quedaba más cerca del centro.
Fue un derroche de energias, toda la mañana follando. Nos veiamos poco pero cuando lo haciamos eramos incapaces de frenar nuestros impulsos. Nos atraiamos sexualmente, sin tapujos, sin mentiras, era solo sexo, los dos lo sabiamos y eso era lo que queriamos.
Cada uno ya tenia su pareja. Roberto llevaba cuatro años con Adela,y tenia claro que era la mujer de su vida. Y yo, se podia decir, que toda la vida con Nacho. Sabia que Nacho era con quien queria compartir toda mi vida, el padre de mis futuros hijos, pero, habia cosas, que él no podia darme. Y algo que siempre he dicho, es que solo tenemos una vida, y hay cosas que no se les puede dar la espalda, que hay que vivirlas.
Nuestro deseo nos habia llevado del cuarto de estar al baño, del baño al comedor, al suelo, al sofá, a la cama… y de vuelta al cuarto de estar. Era fantástico sentirlo dentro, como un caballo salvaje, empujando con ímpetu y furia. Su cuerpo se fundia junto al mio, eramos uno solo. Sexo, solo y exclusivamente sexo. Aunque a veces se nos escapaban unas caricias traicioneras que denotaban algo más, pero haciamos como si no las sintieramos.

Eric llamó a la puerta del vestuario:
-Estás lista? Ya está todo preparado.
-Si, perdona. Ya salgo.

Terminé de quitarme la ropa, me pusé el tanguita y los patucos que me habia preparado Eric, cogí el albornoz y salí dispuesta a pasar una agradable y placentera tarde.

Eric me esperaba en la puerta de la sauna para cojerme el albornoz y cerrarme la puerta. Siempre era el mismo procedimiento. Se lo entregué con una sonrisa en los labios y me contestó con un sutil guiño de ojos.
-Si necesitas algo, ya sabes, aprietas el boton verde y en un segundo estoy aquí. Disfruta.
-Gracias Eric, eres un sol, lo sabias?
- Y tu también, mi niña. Relajate. Tienes 10 minutos.
Y cerró la puerta tras de si.
Me senté en el banco de piedrecitas azules que estaba enfrente de la puerta. Era un lugar pequeñito, como una sauna individual, mas o menos. El vapor ascendia lentamente, las paredes de piedrecitas azules lloraban lagrimas de vapor continuamente.
Era el paraíso, lo que yo necesitaba, calor, mucho calor. Mi cuerpo empezaba a relajarse, a acomodarse en ese banco humedo, casi tan humedo como yo empezaba a estar. La imaginación viajaba por su cuenta. Las manos eran cosa mia. Mi cuerpo todavía sentia los estragos de la mañana. Estaba dolorida pero satisfecha….o no?. Mi mente se habia posado en Eric, en esas manos tan , tan… tan. Lo que mas me llama de un hombre, lo primero que me llama de un hombre, son sus manos. Unas manos suaves, grandes, firmes. Las de Eric eran así, y además daba unos masajes increíbles. Las mias, en cambio, ya habian encontrado mi punto debil. Mientras mi mente jugueteaba con las manos de Eric, las mias me hacian imaginar el resto de su cuerpo. Me hacian disfrutar, ya sabian como, lo habiamos ensañado cientos de veces. Mis dedos jugueteaban con mi clítoris, con mis labios, acariciandolos suavemente pero con intensidad. Sentia como todo mi cuerpo se estremecia de placer, la situación no podia ser mas idonea. El vapor hacia que mis sentimientos fueran in crecendo sin pausa, el calor ya era parte de mi. Sin querer alargue mi brazo en un impulso de placer orgásmico y pulse en boton verde. Ni me di cuenta, yo estaba muy metida en mi propio asunto. Notaba como el calor ascendia por todo mi cuerpo, mis pezones, duros como rocas apuntaban hacia la puerta, suplicaban dos manos que los acariciasen.
Al instante, Eric entró:
-Estás bien?
-Upsss, si…, ohh, si perdona, es que….. sin querer.. yo………ohh
- Veo que estás disfrutando con la sauna.
-Si, bien…. Mmmm,…. Quieres acompañarme..???
- Si, creo que necesitas ayuda, mi niña. Dejame que te muestre una cosa.

Eric cerró la puerta tras de si , y se arrodilló delante de mi. Su camiseta blanca estaba empapada del vapor, y sus pantalones, también blancos, dejaban entrever un potencial la mar de deseable. Se quitó la camiseta, se secó un poco la cara y la lanzó detrás suyo.
- Tenias que haberme avisado, si te sentias sola.
- No estaba sola, yo se como divertirme.
- Ya veo, no lo pongo en duda. He llegado en el mejor momento.
- Si, ya he hecho los preliminares, no te importa que no te haya esperado, verdad?
- No, pero deja que compruebe que todo esta……húmedo.

Separó mis piernas con delicadeza y acercó sus labios a mi sexo. Noté su lengua ardiendo, rozaba casi con una suavidad innata mi clítoris, lamiendolo , jugueteando con los labios. Lo chupaba, una y otra vez, y yo me estremecia, le pedia más, necesitaba más. Estaba a punto de explotar, y él lo sabia, mis gemidos eran cada vez más fuertes, y su lengua…. Paró.
Me levantó del banco y sujetandome fuertemente me pusó contra la puerta de cristal. Levantó mis piernas hasta su cintura y sujetandome de las nalgas, me penetró sin dudarlo. Fue como una espada que atraviesa ardiendo mi bajo vientre, segura, firme, puro fuego. Sus impulsos hacian que mi espalda resbalase por la puerta de cristal, mis manos, enlazadas a su cuello, se cogian con fuerza, acencandolo a mi, más, más, más adentro.
-Ves, mi niña, como necesitas ayuda.
- No eres necesario, pero si que puedes ayudarme.
-Te gusta, dime que te gusta.
-Claro que me gusta, mmm…..,,,mmmm, sigue Eric, dame más
- Siii, mi niña, tendrás lo que pides.

La locura, el vapor o el calor, nos llevó a pasar más tiempo del debido en la sauna. Estabamos extasiados de placer, unidos en un mismo deseo, excitados como la primera vez ( aunque esta era “nuestra” primera vez).
Sonó un timbre, y una vocecita nos recomendaba, o mejor dicho, me recomendaba abandonar la sauna, por un exceso de tiempo en ella.
Eric levantó la cabeza, me miró a los ojos y me dijó:
-Tocamos el cielo…
- Adelante- le contesté.
Su ritmo empezó a acelerarse, cada impulso era un enorme paso hacia el cielo, una bomba de placer y deseo. Cuando estabamos a punto de tocarlo, noté su calor desbordandome, sentí como emanaba ese chorro de semen bajo mi sexo. Eric gemia de placer, y yo tocaba el cielo, literalmente, creia, con las puntitas de los dedos, y mmm……con toda la palma.


Después de ducharme y refrescarme un poco, Eric me esperaba en la sala de masajes para terminar la sesión. Una hora en sus manos….. cuantas veces iba a rozar el cielo hoy!!!!.
Eric habia preparado la sala, unas velitas, incienso, y una música ambiental que eran las delicias de cualquier cliente que pasase por sus manos.
Me quité el albornoz, y me tumbé en la camilla. Él me tapó con una toalla y me pidió que cerrará los ojos y me relajara.
Noté sus manos en mi espalda, noté el aceite de canela embriagar mi cuerpo, mi mente se apagó. Y me relajé.

domingo, abril 08, 2007

Proyecto Eden escribe: Simplemente Amistad


Habia quedado con Natalia para charlar de nuestras cosas. Una vez por semana, nos reuniamos y comentabamos la última jugada del diseñador tremendo o como le tiraba los trastos un profesor de capoira. La cuestión era vernos.
Nos conociamos desde hacia varios años, seis o siete, pero era en estos dos últimos años cuando habiamos hecho buenas migas de verdad. Eramos las “3N” como decia ella: Noelia, Natalia y Nina, su cachorrita de Yorkshire.
Natalia era tremenda en todos sus aspectos, alegre, divertida, una gran amiga y mi gran confidente. A parte, fisicamente, era preciosa, rubia, con unos ojos preciosos y una sonrisa que seguro hacia derretir la mente calenturienta de cualquier macho. Era como un “bicho malo” que cuando te pica de envenena de felicidad. Unica en su especie.

Eran las siete de la tarde, puntual, cuando la vi aparecer a lo lejos:
- Hola, preciosa. Llegas puntual.
- Para que luego te quejes. Que tal, Noelia?
- Bien, deseando salir del curro para que me pongas al dia, jejeje
- Pues, lo haré. Pero en casa, vale? He dejado la lavadora puesta y tengo que tenderla antes de que venga Naira..
- Pues vamos, donde has dejado la moto?
- En la esquina, para no tener que dar después toda la vuelta. Ten , Noelia, coje el casco
- Venga, vamonos!!!


De camino para su casa fuimos hablando entre semáforo y semáforo, de Victor, el profesor de capoira que estaba hechandole los trastos a Natalia. Comentaba que no sabia que hacer, y pensaba, a muy pesar suyo, que estaba empezando a enamorarse un poquito.
Yo le explicaba como iba mi relación con mi “nueva familia laboral” , y de las ganas que tenian mis compañeros de conocerla, ya que les habia hablado muy bien de ella, y como eran solteros… pues ya se sabe. Hombres!!

Llegamos a su casa y la lavadora ya habia terminado. Entre las dos, la tendimos y nos pusimos a nuestras cosas.
Hablamos de Victor, del trabajo suyo, del mio, de Roberto, mi pareja y de nosotras, sobre todo, de nosotras.
Nos llevabamos muy bien, siempre bromeabamos de que tendriamos que liarnos nosotras, ya que nos entendiamos super bien y sabiamos lo que queriamos y lo que nos hacia disfrutar.
Le comenté que un compañero de trabajo habia comentado, en broma, o no, que podiamos hacer un trio, él y nosotras dos. Natalia se reia, decia que primero teniamos que probar nosotras dos solas, para ver como funcionabamos y, depués, con más calma, ya meteriamos un tercero. Que no era plan que después se quedará el otro mirando.

Mientras Natalia preparaba algo para beber, yo me lié un peta de marihuana que me habia dado mi hermano dias atrás, de su plantas.

La tarde se iba animando, entre risas y marihuana, nos sentiamos bien, demasiado bien.
Mi mano izquierda apoyada en su pierna, estaba inquieta, sentia el calor de su pierna, sentia que algo se animaba dentro de Natalia. Mientras ella hablaba de las posiciones perfectas en los trios, me fijé en su boca. Sonrosada y dulce. Suave y carnosa. Esos labios pedian ser besados. Lo estaban suplicando. Sin pensarlo, me acerqué y los besé.
Natalia no se apartó, me miró a los ojos, y me correspondió introduciendo su lengua suavemente en mi boca. Nos besamos con ganas, nuestras lenguas se buscaban nerviosas, deseosas de sentirse, de mojarse entre salivas.
Mis manos subieron hasta sus pechos, estaban duros y sus pezones pedian guerra. Noté como ella buscaba los mios. Era fantástico, sentia como si yo misma fuera ella, y ella fuera yo, nos complementabamos bien, si señor, muy bien….
Las caricias empezaban a ser serpenteantes, las manos se perdian entre sujetadores y tanguitas, nos besabamos las tetas, primero ella y luego yo, sabia como hacerme disfrutar, habiamos hablado tantas veces de lo que nos gustaba que no era necesario hacer nada, ella sabia realmente lo que deseaba en ese momento.
Su lengua recorría todo mi cuello, bajaba hasta los pechos y poco a poco, se fue acercando a mi sexo. Su lengua era caliente, pero una sensación de escalofrios recorria todo mi cuerpo.
Natalia empezó a lamerme el coñito con una suavidad innata de los felinos. Su lengua se introducia por todos los rincones, recorriendo mis labios inferiores y superiores. Llegaba a mi clítoris y empezaba a juguetear con él . Eso me hacia jadear de placer.
El hecho de que las dos fueramos totalmente depiladas hacia que la situación tuviera mucho más morbo. Eran dos conejitos buscando diversión. Y se fueron de fiesta los dos juntos.
Mis dedos masturbaban su sexo suavemente, estaba mojada, muy mojada, y yo me sentia igual. Cambié de postura y conseguir llegar hasta su húmedo sexo. Era un placer verlo así, todo rasuradito, tan lindo, tan humedo. Acerqué mi lengua a su clitoris y con una suave presión , empecé a succionarle suavemente. Natalia gemia de placer, las dos estabamos que nos saliamos, me lengua recorria todo su sexo, mis manos acariciaban sus piernas y se desplazaban a sus pechos. Empecé a besarle el bajo vientre, subiendo por la linea del ombligo hasta llegar a sus pechos, duros como rocas, mordisqueaba sus pezones mientras ella , entre jadeo y jadeo me acariciaba el sexo.
Llegó un momento, que nuestro cuerpo estaba fuera de sí, nuestra respiración acompasada era ahora entrecortada y extasiada. Bajé hasta su sexo y me propuesé darle el gustazo de que llegará ella primero. Fue rápido y facil, en el momento que mi lengua tocó su sexo, Natalia experimento una sensación tremenda de placer, yo continué lamiendole su coñito y en segundos, explotó de placer. Su sexo, realmente mojado de placer latia como si de un corazoncito se tratase. Sus comvulsiones eran como una danza del vientre privada.. Pasaron varios minutos de placer…
-Ahora subirás tu al cielo- me susurró Natalia.
-Es lindo…
-Sientelo tu misma.

Natalia empezó a acariciarme el sexo con sus dedos húmedecidos por su boca. Me acariciaba intensamente. Sentia como lo gozaba igual que yo. Me miraba a los ojos, y sonreia. Su sonrisa era dulce, pero picarona. Tenia un toque de maldad.
Empecé a sentir como una escalera de escalones de cristal se mostraba ante mi, era mi momento de lujuria desenfrenada, era mi salto al vacio para ascender rápidamente y tocar el cielo con la punta de los dedos, pero seguramente, Natalia me haria tocarla con las dos manos al completo.
Mi deseo ascendia rápidamente por la escalera, notaba un cosquillero en mi estomago que me decia que faltaba poco. Natalia me introducia sus dedos en mi sexo, a la vez que su lengua recorría mi clítoris enrojecido. No podia más, estaba allí arriba, gozando de placer sin poder mediar palabra, ni un gemido. Cogí aire y grité su nombre:

-Ahhh!!!Natalia. Siiii!!. Dios!!!.
-Lo viste.. Lindo verdad?
- Como lo sabes, zorra
-Jajaja, te gustó, ehhh…
-Se notó??? Jejejej.
-Ven aquí.

Me acerqué a ella apoyando una de mis piernas en su coñito, con suavidad, sintiendo todo el calor que desprendia, sintiendo toda la húmedad que habia dejado atrás.
Nuestro sexos se encontraron. Era una escena dulce, dos coñitos rasuraditos, como medioinfantiles, pero con la sabiduría y el excitación de dos mujeres de verdad, con ganas de vivir la vida y ser felices.
Nos quedamos así largo rato. En silencio, acariciandonos con suavidad, con cariño. Eran amigas, buenas amigas. Y simplemente nos habiamos quitado las ganas mutuamente.


A las 21,30 me fue de casa de Natalia, tenia que llegar a casa, ducharme y preparar las cosas para el dia siguiente. El sabado pensaba pasarlo en el campo, hechando fotos. Seria un dia interesante. Seguro.


 
Copyright © 2005-2006-2007 El Tejado del Gato All rights reserved.